Juicio contra Scilingo: testigos relatan torturas en centros de detención

En concreto, Norma Susana Burgos y Alberto Girondo, que declararon en Madrid, explicaron cómo funcionaba la ESMA, donde estuvo destinado Scilingo en 1977, mientras que Margarita Cruz, Enrique Rodríguez y María Bucci describieron sus experiencias en otros centros desde Argentina donde declararon por videoconferencia

Cinco testigos relataron en el juicio contra el ex militar argentino Adolfo Scilingo el tiempo que pasaron detenidos ilegalmente en varios centros de detención y las torturas a las que fueron sometidos, dos de ellos en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) entre 1977 y 1979.

En concreto, Norma Susana Burgos y Alberto Girondo, que declararon en Madrid, explicaron cómo funcionaba la ESMA, donde estuvo destinado Scilingo en 1977, mientras que Margarita Cruz, Enrique Rodríguez y María Bucci describieron sus experiencias en otros centros desde Argentina donde declararon por videoconferencia.

Sin embargo ni los dos testigos que pasaron cerca de dos años en la ESMA ni ninguno de los otros tres nombraron a Scilingo, que se enfrenta en la Audiencia Nacional española a una petición de 6.626 años de cárcel acusado de genocidio, terrorismo y torturas supuestamente cometidos durante la dictadura argentina (1976-1983).

Los dos testigos que estuvieron en la ESMA contaron cómo al llegar a ese centro, tras ser detenidos de manera violenta, fueron trasladados a los sótanos del casino de oficiales donde se llevaban a cabo los interrogatorios y las torturas, especialmente la picana.

Coincidieron en explicar que permanecían con los ojos tapados y que, a pesar de que se ponía música, podían escuchar los gritos de otros detenidos cuando eran torturados.

Respecto a los "vuelos de la muerte", explicaron que en un principio pensaban que cuando se decía que algunos detenidos iban a ser "trasladados" se refería a su envío a otro centro.

No obstante, cuando llevaban más de dos años presos en la ESMA supieron que con esa expresión se hacía referencia a los operativos en los que los detenidos eran lanzados al mar sedados.

Ambos relataron que fueron puestos en libertad a principios de 1979 y en concreto Burgos aseguró que le hicieron firmar un documento en el que decía que había estado voluntariamente en la ESMA.

Además, aseguró ante el tribunal que vio en la enfermería de la ESMA a la desaparecida ciudadana sueca Dagmar Hagelin, quien según le contó el ex militar Alfredo Astiz fue detenida por error en un operativo en el que resultó herida.

Desde Argentina, María Bucci aseguró que fue detenida con tan sólo 16 años y que durante su estancia de tres meses en el centro de detención de "La Cacha", en la localidad de Olmos, en el oeste de La Plata, fue interrogada por compañeros suyos de secundaria.

Aseguró que cuando fue devuelta a su domicilio los miembros de las fuerzas de seguridad le dijeron a sus padres que "la próxima vez iba a terminar en una zanja".

Margarita Cruz indicó que durante dos meses en 1975 fue torturada con picana, violada e incluso colgada de un helicóptero en un centro de detención en la provincia de Tucumán, que, según dijo, fue el territorio donde se "ensayó el terrorismo de Estado".

Finalmente, Enrique Rodríguez, de nacionalidad uruguaya, relató que fue detenido en Buenos Aires en julio de 1976 y que junto a su hijo y su nuera, también arrestados, fueron llevados hasta "Automotores Orletti", otro centro de detención en la citada ciudad, en el que fueron torturados e interrogados por militares uruguayos, antes de ser trasladados a ese país.

El juicio está previsto que continúe este jueves.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir