EEUU trasladará la basura tóxica a bases en el pacifico

El Ejército estadounidense trasladará mañana a un lugar no determinado del océano Pacífico los residuos tóxicos de sus bases militares en Japón, que tuvieron que regresar a este país al ser rechazados en dos puertos de Norteamérica, informó hoy el ayuntamiento de Yokohama.

TOKIO - El Ejército estadounidense trasladará mañana a un lugar no determinado del océano Pacífico los residuos tóxicos de sus bases militares en Japón, que tuvieron que regresar a este país al ser rechazados en dos puertos de Norteamérica, informó hoy el ayuntamiento de Yokohama.

Según sus portavoces, las 100 toneladas de transformadores, aceites y otros materiales de desecho que contienen PBC (Poli-Clorinato Biphenyl), un químico cancerígeno prohibido en Estados Unidos desde 1977, se cargarán mañana en el barco Greenwave que saldrá del muelle de una base militar estadounidense en Yokohama rumbo al Pacífico.

Aunque los funcionarios japoneses dijeron desconocer el destino, un comunicado de la embajada estadounidense en Tokio de la semana pasada informó de que la basura se almacenará en el atolón Wake, a 3.218 kilómetros de Hawaii, habitado por un centenar de civiles contratados para trabajos militares.

La basura tóxica de las bases estadounidenses en Japón realizó una extraña travesía errante por los océanos en marzo y abril, pues ningún puerto aceptó el atraque del barco que la transportaba.

La carga había sido enviada desde Yokohama a Vancuver (Canadá) en marzo, donde el Departamento de Defensa de EEUU, ignorando al parecer los reglamentos para ese tipo se sustancias, tenía previsto incinerarla.

Pero ante las protestas ciudadanas las autoridades de aquel país rechazaron el cargamento que tuvo que ser desviado al puerto estadounidense de Seattle, donde corrió la misma suerte.

La carga tuvo que regresar a Japón a finales de abril y fue recibida con manifestaciones de organizaciones cívicas y la queja del gobierno japonés, que llevaron a la embajada de EEUU en Tokio a afirmar que no representaba peligro para la salud por estar "embalada de forma apropiada".

Según la prensa japonesa, las bases militares estadounidenses en Japón almacenan al menos 251 toneladas de residuos tóxicos generados por sus actividades, principalmente PBC, dañinos para la salud humana al atacar principalmente a la piel y el hígado.

Cargando