Tabacaleras
Tabacaleras

Se cayó la producción de tabaco en Colombia, dicen cultivadores

Los hornos y demás equipos para el curado de las hojas quedaron abandonados.

Cultivos de tabaco en Santander /

La vida de los miles de productores de tabaco de Colombia cambió de manera radical en poco menos de dos años. En 2019 la multinacional Phillip Morris anunció que no compraría más el tabaco que se producía en los campos colombianos, dentro del proceso de renovación de actividades, que precisamente, buscaba dejar atrás la producción de cigarrillos y asumir otras actividades.

Similar anuncio hizo posteriormente BAT y las esperanzas para los cultivadores se fueron al suelo, pues, aunque la demanda no desapareció del todo, los pedidos ahora son ínfimos.

De un momento a otro, sembrar tabaco dejó de ser un buen negocio, se perdieron muchos empleos y se debió acudir a un plan de reconversión que dos años después, en este 2021, apenas está arrancando.

Hablamos en Al Campo, de Caracol Radio, con Heliodoro Campos, un cultivador tradicional de tabaco en San Gil, departamento de Santander y quien ha sido directivo de la Federación Nacional de Productores de Tabaco (Fedetabaco). Afirmó que el panorama para los productores es muy oscuro, pues la actividad se ha reducido en cerca del 90%.

Explicó que ante la poca demanda han caído los cultivos en Bolívar, Boyacá, Huila, Sucre, Norte de Santander y Santander. Y añadió que las dos multinacionales dejaron de comprar el tabaco cultivado en Colombia, pero siguen en el país vendiendo cigarrillos.

El único comprador hoy del producto es la firma CDF Colombia, que exporta tabaco negro y, en menor escala, también compran el tabaco que se procesa en el área metropolitana de Bucaramanga para la elaboración de cigarros comunes.

Cultivo de tabaco / Foto: cortesía Fedetabaco

Atrás quedaron los esfuerzos, el conocimiento, la tradición heredada en varias generaciones sobre el tabaco, que en su momento fue un gran generador de empleo en el campo, solamente superado por las flores.

Y para muchos de los cultivadores, la infraestructura para el curado del tabaco era el único patrimonio y esta se perdió. Los hornos y caneyes están abandonados, prácticamente perdidos porque no sirven para otras actividades, apuntó el señor Campos.

Dijo que la esperanza para el sector es un plan de reconversión sobre el cual trabajan con el Ministerio de Agricultura, pero los avances han sido lentos. Este plan de reconversión tiene dos líneas de trabajo, la primera para los propietarios de tierra con quienes se busca establecer cultivos tardíos y exportables como el limón tahití.

La segunda línea de trabajo está dirigida a los no propietarios de tierras, que son el 70% de los antiguos cultivadores de tabaco, con quienes se plantea realizar cultivos transitorios como fríjol y maíz, pero el mayor inconveniente ha sido la comercialización.

Al respecto, el señor Heliodoro Campos, de Fedetabaco, explicó que, aunque Colombia produce mucho menos maíz del que consume, cuando se aumenta la oferta se bajan los precios y se generan los problemas de comercialización. Escuche todos los detalles del diálogo de Al Campo, de Caracol Radio, sobre los buenos momentos que en el pasado vivieron los tabacaleros, las dificultades que hoy enfrentan y la incertidumbre que envuelve su futuro, en el siguiente archivo de audio:

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir