Hora 20

¿Cuál es el impacto de la reforma tributaria en la mujer?

Descargar

Compartir

El código del iframe se ha copiado al portapapeles

Finalmente este martes inició el pulso político y el debate técnico en el congreso de la tercera reforma tributaria de este gobierno con un mensaje de negación a las situaciones extremas y a las terquedades, el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla presentó el proyecto, expuso los motivos: el déficit de $94 billones que tiene el Estado y la necesidad de los programas sociales y de las transferencias monetarias para evitar un aumento de la pobreza por cuenta del golpe que generó la pandemia a nivel económico y social.

No obstante, casi al tiempo uno de los partidos con mayor fuerza política, el Liberal anunciaba un no rotundo a la reforma. Pues es claro que esta tributaria que contempla un nuevo régimen de exentos en vez de excluidos en el IVA; un aumento en la base de contribuyentes a través del impuesto a la renta, así como impuesto al patrimonio; tarifa diferencial para las empresas, impuesto a la gasolina e IVA servicios públicos en la clase media y alta, han levantado ampolla y han relucido argumentos basados en que esta reforma ni toca la evasión, la cual le cuesta al país hasta $40 billones; ni a los más ricos ni a sectores como el financiero.

Ante la negativa de múltiples sectores ya se empiezan a escuchar alternativas en medio del diálogo que el gobierno ha decidido abrir. Por un lado, está la contrarreforma de la ANDI y del Centro Democrático. Los empresarios proponen medidas como suspender el descuento de ICA y aplazar el descuento en pago de renta, impuesto al patrimonio transitorio y reducción de evasión, una propuesta que dice, podría recaudar hasta 12,4 billones. Mientras que la del uribismo propone sobretasa a los dividendos; sobretasa del 12 por ciento a quienes hoy tributan y congelar renta del 33 por ciento a las personas jurídicas, esto sumado a medidas contra la evasión y enajenación de bienes del Estado.

Lo que dicen las panelistas

Marcela Eslava, decana de la Facultad de Economía de la Universidad de los Andes, planteó que es una reforma indispensable, la cual, a pesar de no ser el año ideal para un cambio estructural, sí tiene una razón de ser en los problemas fiscales y la “necesidad impostergable de una reforma para financiar el nivel de gasto que se ha decidido que el gobierno tenga durante la pandemia”, agregó que la reforma es virtuosa en el sentido de asegurar recursos que solucionan un problema fundamental y poder así garantizar el nivel de ingreso para que la senda de creciendo de deuda converja con capacidad de pago.

Señaló que medidas específicas de fomento al empleo en la mujer podrían tener un impacto positivo, pero que su aprobación debe ir acompañada de financiamiento, no obstante, indicó que es necesario que la mujer participe del mercado laboral, pues se han visto afectadas duramente en la pandemia por su relación con el servicio del cuidado. Además, comentó que preocupa en términos de regresividad y progresividad los descuentos en pago de renta por servicios domésticos, pues cree que son servicios que debe proveer el Estado.

Para Claudia Rincón, exdirectora de fiscalización de la DIAN, el mayor recaudo en esta reforma viene de personas naturales y “dentro de naturales quienes lo pone son los asalariados porque ellos no tienen forma de escaparse de la retención en la fuente”, además, se preguntó si es el momento de presentar una reforma o si es debe dar un parte de tranquilidad a las calificadoras de riesgo.

De cara a la realidad de las mujeres, planteó que es necesario que para que la mujer vuelva a trabajar, los niños deben regresar al colegio. Por lo que recordó la posibilidad que existió hace unos años de un descuento tributario por el pago de trabajo doméstico.

Cecilia López, exdirectora de Planeación Nacional, aseguró que esta es una reforma que no se ha dado a través de un buen debate y con claridad por parte del gobierno, ya que señala que, de los $23 billones de la reforma, solo $6.4 son para el gasto social y que el otro 70 por ciento se va en el pago de la deuda que tiene el país. Agregó que es una reforma que cae de forma exagerada sobre los ciudadanos y que sorprende la falta de seriedad, transparencia y coherencia del gobierno.

Advirtió que, para evitar un golpe fuerte de esta reforma en la mujer, es necesario sacar al cuidado del hogar y que esta vuelva a ser una actividad productiva para que la mujer vuelva a generar ingreso. Frente al contexto en el que vive la mujer en pandemia y la reforma, dijo que son perdedoras porque la tributaria no las saca de la situación en la que están hoy.

Para Lina María Céspedes, abogada, especialista en derecho tributario y profesora universitaria, el gobierno y algunas instituciones no han dado herramientas para ver cuál es el impacto de género que tiene esta reforma tributaria, pues por un lado dijo que hay sesgos explícitos como el impacto que puede tener sacar a algunos productos básicos de higiene o anticonceptivos de exentos a excluidos o los efectos combinados que puede tener las desgravaciones de la renta.

Añadió que las mujeres tienen menos ingreso, menos pensión y viven más, “entonces nuestros ingresos nos ponen en desventaja y desmontar estos beneficios sin evidencia robusta del impacto en la mujer es irresponsable”, esto en referencia al impacto de desmonte de exenciones en la renta o las contradicciones en el IVA a los servicios públicos en estratos 4, 5 y 6.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir