Lo más leído

  • ¿Se le olvidaron los pantalones? Lina Tejeiro publica sus buenos días
  • "Cubre lo necesario", le dicen a Mara Cifuentes por esta foto en bikini
  • Más de 100 sancionados durante la caravana de Halloween en Pereira
  • Profesor le pegó a su alumno por no usar el tapabocas (VIDEO)
  • "Hasta en pijama se ve linda", le dicen a Valerie Domínguez por esta foto
  • Denuncian discriminación a venezolanos en la Zona T de Bogotá
INVESTIGACION 6AM
INVESTIGACION 6AM

En Cañasgordas removieron tierra del cementerio sin acompañamiento judicial

En Uramita nadie tiene control del campo santo, cualquiera puede hacer un entierro.

Seguimos con los hallazgos del recorrido por cuatro cementerios del Occidente de Antioquia. Frontino, Uramita, Cañasgordas y Abriaquí suman unos 100 NN, de los cuales 50 serían falsos positivos.

Cañasgordas y Uramita tienen los dos más abandonados de la zona y cuyo descuido los hace propicios para fosas con posibles falsos positivos. El primero es el más preocupante pues desde hace algunas semanas, por orden del señor cura párroco, están removiendo tierra del campo santo, en un terreno de unos 30 X 5 metros. Cuenta el sepulturero que encontraron muchos restos que fueron a parar a unos costales, e incluso, es fácil seguir encontrando huesos en la tierra removida, que ubicaron en montañas en la parte de atrás del cementerio. El señor cura párroco explicó que la comunidad estaba al tanto de las tareas de remoción de tierra y nadie se quejó

La Fiscalía tendría que haber sido informada de estas obras, y si no se hizo, la parroquia, que es la propietaria del cementerio, tendría que haberle entregado los restos mortales que encontraron, pero no lo hicieron, simplemente los echaron en bolsas. El señor cura párroco explica que hicieron esto porque era imposible identificarlos, “aquí enterraban campesinos que hoy en día es imposible identificar”.

No le corresponde decidir al sacerdote si el cuerpo es identificable o no, esa tarea le corresponde a la Fiscalía General, que no fue informada de esta remoción de tierra, más cuando la cifra de NN en este cementerio llega a 20, según el registro de la parroquia, que enumera 11 y una nota al final que dice “debajo de las escalas hay más NN, más no se encuentran en este registro”. Las fechas van de 2001 a 2014, y según el cura párroco, el modus operandi era el mismo que en los otros municipios: los dejaban en las puertas de los cementerios y les correspondía a las parroquias sepultar y hacer un registro. A los 20 NN se suman las decenas de restos encontradas en la tierra removida de este cementerio y de los que nunca sabrá la Fiscalía.

La historia de Uramita es tan desoladora como la de Cañasgordas. Un cementerio que también pertenece a la parroquia y que no tiene sepulturero, completamente abandonado, sin Dios ni ley, y según el párrocono hay ningún control, cada quien va y hace los entierros que quiera”

Para ser un municipio tan pequeño, de solo 2000 habitantes, la cifra de NN es elevada: 21, entre 1996 y 2007, pero, luego de recorrer este cementerio, cualquiera se pude percatar de muchos terrenos inusuales que habrían sido manipulados. La ubicación del cementerio en la parte alta del casco urbano, aislado de todo, se presta para que fácilmente sea una de las fosas más grandes del Occidente de Antioquia.

 

 

 

 

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir