Violencia

Denuncian falta de atención para los indígenas desplazados en Risaralda

Las comunidades ancestrales siguen denunciando amenazas de muerte y reclutamiento de menores en límites con el Chocó.

. /

Como consecuencia del recrudecimiento de la violencia en las zonas limítrofes entre Risaralda y Chocó, los integrantes de la comunidad ancestral Ihumadé del municipio de Pueblo Rico se vieron obligados a abandonar su territorio y a desplazarse al casco urbano del corregimiento de Santa Cecilia, a Pereira, a Medellín y al municipio de Cartago.

Brayan Monsalve, director de Human Rights Internacional, manifestó que en el municipio del norte del Valle del Cauca hay 151 indígenas, en la capital antioqueña hay 135 desplazados y en la capital risaraldense hay por lo menos 192. En ese sentido, la preocupación aumenta porque, según las revisiones que ha hecho esa ONG, las autoridades no están brindando las garantías necesarias a esa población.

"Hasta el momento hemos encontrado una serie de irregularidades de las entidades estatales. No se les ha brindado la atención humanitaria, la recepción de la declaración como víctimas y no se les ha suplido las necesidades básicas para que ellos tengan un retorno seguro a sus territorios", resaltó.

Según información de Human Rights Internacional, muchos de los indígenas desplazados, entre los que se encuentran menores de edad, mujeres en estado de gestación y adultos mayores, están durmiendo en el suelo porque no les están dando una atención oportuna.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir