Ciudades

Barranquilla

Las promesas incumplidas a damnificados hace 12 años en el Atlántico

Tres proyectos de vivienda, que siguen sin concluir, se han convertido en el sueño incumplido para más de 300 familias afectadas desde el 2010

Caracol Investiga - LAS PROMESAS INCUMPLIDAS DE UNA CASA PROPIA PARA DAMNIFICADOS DEL INVIERNO EN EL ATLÁNTICO

Caracol Investiga - LAS PROMESAS INCUMPLIDAS DE UNA CASA PROPIA PARA DAMNIFICADOS DEL INVIERNO EN EL ATLÁNTICO

06:18

Compartir

El código iframe se ha copiado en el portapapeles

<iframe src="https://caracol.com.co/embed/audio/507/1654530385463/" width="100%" height="360" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Urbanización Altos del Girasol en el municipio de Puerto Colombia

Más de 100 familias en el Atlántico llevan más de una década con la esperanza de tener una casa propia, que les prometió el Gobierno, desde cuando el invierno fuerte del 2010 las dejó sin vivienda. Hoy, doce años después, todavía no son propietarios e, incluso, aún hay damnificados que viven de un lado a otro en arriendos, sin que les hayan cumplido el sueño

Se trata de un drama que padecen damnificados de hace más de 10 años en el Atlántico, que serían reubicados en el municipio Puerto Colombia, en lo que hoy se conoce como la Urbanización Altos del Girasol. Allí, 105 familias deberían estar disfrutando de su vivienda, pero otra es la realidad. Este proyecto tuvo una inversión de $5.100 millones de pesos y debía ser ejecutado por el Fondo Adaptación, a través de Comfenalco Valle y el Consorcio Altos de Girasol, entre 2012 y 2017. Pero luego de que ha transcurrido el doble del tiempo planeado, sigue siendo una obra sin concluir.

Lo más grave es que, por problemas en el terreno, al menos seis casas que ya habían sido terminadas colapsaron. Heriberto Sanjuan es uno de los que se considera doblemente afectado, junto con su esposa, por los estragos del invierno, en el municipio de Juan de Acosta, y luego por los incumplimientos en Puerto Colombia, donde colapsó la vivienda que había sido designada para su familia.

"Nosotros ya estamos cansados. Que Dios nos ayude porque cada día más lo llaman a uno para una reunión y así han pasado tantos años", aseguró Sanjuan.

Las voces de los afectados

Aunque la mayoría está habitando las viviendas, ninguno tiene escrituras, hay casas sin servicios públicos y calles están sin pavimentar. Todos los afectados coinciden en que es urgente una intervención, porque tras comprobar en visita en noviembre y la semana pasada, el terreno está cediendo y amenaza con el colapso inminente de otras viviendas.

Mariano Cantillo, presidente de la Junta de Acción Comunal del sector, dice que siguen esperando que cumplan la promesa de construir un muro de contención para mitigar los problemas.

La Alcaldía de Puerto Colombia responde

Desde la Alcaldía de Puerto Colombia aseguraron que, pese a que se han intercambiado cartas con el Fondo Adaptación, no han obtenido una respuesta contundente sobre el futuro del proyecto y que no pueden realizar ningún tipo de intervención, hasta que este sea entregado a satisfacción.

"Nosotros estamos trabajando en la estabilización de una zona aledaña a Altos del Girasol que seguramente será un apoyo para ese sector, pero igual al tramo del proyecto de las viviendas de Altos del Girasol lo debe hacer el Fondo Adaptación", explicó Nathalye Vélez, secretaria de Infraestructura del municipio.

Por este proyecto, desde junio del 2020 se adelanta ante el Tribunal Administrativo del Atlántico, una acción de controversia contractual, que emprendió el Fondo Adaptación, por incumplimiento del contrato por parte de Comfenalco Valle, al que pidió la liquidación.

OTROS PROYECTOS SIN CONCLUIR

Este no es el único proyecto con obras inconclusas de las que tenían que hacer el Fondo Adaptación y Comfenalco Valle, para los damnificados del invierno. Hay otras 211 familias en una condición similar en el departamento del Atlántico.

El proyecto de Puerto Colombia es el que mejor avance tiene, en comparación con la Urbanización Nuevo Manatí, de dicho municipio, y La Arenosa, en Santo Tomás. Estos dos proyectos junto con el de Puerto Colombia, comprometen recursos por más de $13 mil millones de pesos, según la Contraloría. En cada municipio, el Fondo, también con Comfenalco Valle, debió entregar 316 casas, con un plazo que venció en 2018, pero la realidad es que las obras en Manatí y en Santo Tomas no alcanzan ni el 55% de su ejecución. Lo que se ha logrado hacer está deterioro. Mientras tanto, algunas familias que ya no tienen cómo seguir pagando arriendo y hasta migrantes, han ocupado el lugar de forma irregular y ahora Comfenalco los intenta desalojar.

BAJO LA LUPA DE LA CONTRALORÍA

La Contraloría General de la República aseguró que adelanta un especial seguimiento por estos proyectos, catalogados como “obras inconclusas” y por lo cual se harán mesas de trabajo con el Fondo Adaptación para conocer los planes de contingencia.

En Caracol Radio también consultamos en varias oportunidades a Comfenalco Valle. Sin embargo, no hubo respuesta alguna de la caja de compensación. En el caso del Fondo Adaptación, seguimos esperando una respuesta de la entidad, que primero debía consultar al área técnica.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad