Ciudades

El contrato que destruyó los jardines públicos de Medellín

Por dos años, uno de los orgullos de la ciudad terminó siendo letrinas, matorrales y zonas de inseguridad.

Corredor vial en Medellín / Julia Correa

Medellín

Un fuerte deterioro de los jardines públicos de Medellín han denunciado ciudadanos, que aseguran que estos espacios se están utilizando como sanitarios, fueron destruidos y se volvieron focos de la criminalidad.

Esto ocurrió luego de que la Alcaldía de Medellín decidiera no contratar al Jardín Botánico para la poda y mantenimiento de estos jardines. En su momento, Daniel Quintero Calle había asegurado que se trataba de una medida, ante un hallazgo porque se contrató al Jardín Botánico bajo una modalidad de Ciencia y Tecnología y que la poda no podía ser incluido allí.

Para el Concejal del Partido Verde, Daniel Duque, se trató de una excusa para contratar a dedo, este proceso: “Por entregarle los contratos a un amigo del alcalde, pagando quien sabe que favor político se terminó deteriorando las condiciones de los jardines de Medellín”, señaló el concejal.

Este proceso, según anunció la administración quedaría en manos de Metroparques, institución pública que administra dos parques de diversiones en Medellín. Esto se dió luego de que el Concejo de Medellín aprobara el cambio del objeto social de Metroparques.

Según la Veeduría Todos Por Medellín, en una denuncia que presentaron a los entes de control, Metroparques abrió una convocatoria cerrada, por invitación, con tres proveedores; la ganadora fue Reforestadora El Líbano. Para la Veeduría allí se tipificó una colusión, es decir un convenio clandestino para que el contrato quedará en manos de este contratista.

Frente a un derecho de petición que recibió Todos por Medellín, la veeduría adviritó que las compañías que fueron invitadas a participar pertenecen a la misma familia, la de Asdrúbal Vélez, un empresario y político de Andes, Antioquia y cercano al Partido LIberal. Según documentación, que ya fue allegada a los investigadores, en las tres empresas sus socios, representantes legales o exaccionistas son familiares entre sí o proceden de la misma región

Incluso, en la respuesta de un derecho de petición, la veeduría se da cuenta que las tres cotizaciones son casi idénticas, incluso dos de ellas son la misma y la tercera tiene una diferencia de 68 mil pesos. Además, las tres cotizaciones fueron radicadas con minutos de diferencia.

Para la veeduría es claro que las firmas Reforestadora El Líbano, Más Campo y Construgeo; las que fueron invitadas en el proceso de contratación por Metroparques, son propiedad de la misma familia, con gran influencia en el partido Liberal. Incluso a esta familia se les vincula políticamente con el representante a la cámara electo Luis Carlos Ochoa y el actual senador, que se quemó, Iván Darío Agudelo; muy cercanos los dos al alcalde Daniel Quintero Calle.

Un año después de que la alcaldía anunciará que no renovaría el contrato con el Jardín Botánico, la administración tuvo que dar un reversazo y en febrero del 2022 volvió a contratar al JB para estas labores.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad