Ciencia y medio ambiente

Cartagena de Indias

Más de 500 familias compraron en el Mercado Campesino de San Francisco

En esta plaza móvil de Cartagena se vendieron 10 toneladas de alimentos.

En esta plaza móvil de Cartagena se vendieron 10 toneladas de alimentos.(Alcaldía de Cartagena)

Cartagena de Indias

Con el entusiasmo de llenar sus canastas y ahorrarse unos pesos quedaron cientos de familias del barrio San Francisco, al aprovechar las oportunidades que ofreció el Mercado Campesino llevado por la Alcaldía de Cartagena, a través del Plan de Emergencia Social, Pedro Romero, PES-PR.

Los habitantes del barrio y sectores aledaños agradecieron al Distrito por llevar estas plazas móviles a su comunidad con productos del campo, frescos y a bajo costo.

Ibeth Imitola quedó sorprendida con los precios de los alimentos. La madre cabeza de hogar agradeció estas jornadas “Llegué con un billete de $20 mil y regreso con vuelto para mi casa. Compré plátano barato, corozo a $2.000 mil la bolsa grande. Estoy feliz con este mercado, porque es de gran ayuda para las personas que más lo necesitamos”, afirmó la mujer de 50 años.

Gerardo Vergara, residente del sector, llegó temprano al lugar para comparar precios y llevar a su cocina alimentos de su preferencia, frescos y baratos. “Pido al Distrito que siga realizando estas jornadas en el barrio y en otros lugares de la ciudad”, manifestó Vergara.

Colmenas productivas

Campesinos de municipios y corregimientos aledaños a la ciudad ofrecieron en sus colmenas productos de la canasta familiar a muy bajo costo. Corozo, berenjena, zanahoria, cebolla, tomate, queso, gallina, cerdo, pescado, plátano, ñame, huevos, miel, panela, piña, galletas María Luisa, chepacorinas y aguacate, entre otros alimentos.

La agricultora Erlinda Trespalacios, proveniente del municipio de María la Baja, manifestó que, ella y su familia dependen de la cosecha y venta de estos productos. Señaló que, estos mercados móviles han reactivado su economía, después de detener sus labores a causa de la pandemia.

“Me siento contenta con esta iniciativa de la Alcaldía de Cartagena; gracias a estos Mercados podemos comercializar nuestros productos a buenos precios y sin necesidad de intermediarios”, explicó la comerciante.

Por su parte, Wualys Cardona, agradeció a la comunidad de San Francisco por participar activamente en el Mercado Campesino. La joven aseguró que esta iniciativa es un puente que beneficia a dos sectores visiblemente afectados: familias en situación de vulnerabilidad y las que viven del campo.

“Estos mercados nos brindan la oportunidad de comercializar nuestras cosechas directamente, al tiempo que apoyamos a los cartageneros más necesitados para que se alimenten con productos frescos y muy económicos”, manifestó Cardona.

Juntos trasformando vidas

El Plan de Emergencia Social, Pedro Romero, PES-PR, trabajando con mayor fuerza y de manera articuladamente con sus aliados para brindarle a las comunidades en extrema pobreza, la facilidad y la ventaja de comprar comida variada a costos módicos, apoyando también a la reactivación económica de decenas de campesinos.

Wilberto Ramos, coordinador de los Mercados Campesinos, extendió la invitación a las empresas públicas y privadas a vincularse a esta iniciativa por una apuesta de ciudad, donde la prioridad son las zonas en situación de pobreza extrema de Cartagena.

“Los canales de comunicación están abiertos para recibir a los aliados que quieran trabajar de manera conjunta con el PES-PR en estos Mercados Campesinos barriales que contribuyen a disminuir los altos índices de pobreza que registra la ciudad”, comentó Ramos.

Este Mercado Campesino permitió vender 10 toneladas de alimentos, beneficiando también la economía familiar de los habitantes en esa zona de la Localidad Histórica y del Caribe Norte.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad