Cartagena de Indias

Escuela Taller Cartagena trasladó cañones originales para su conservación

La ubicación definitiva de estas piezas será en las troneras del baluarte de San Ignacio donde se dispondrán provisionalmente en soportes de concreto

La ubicación definitiva de estas piezas será en las troneras del baluarte de San Ignacio donde se dispondrán provisionalmente en soportes de concreto /

La Escuela Taller Cartagena de Indias (Etcar), encargada del mantenimiento y conservación de las fortificaciones de la Heroica, inició la ejecución de un plan para reubicar algunos cañones de hierro fundido ubicados en las murallas de Cartagena, así como el cañón de bronce que se encuentra en el Castillo de San Felipe de Barajas, con el objetivo de brindarles mejores condiciones para su preservación en el tiempo.

El proyecto inició con los cañones ubicados en el baluarte de San Ignacio de Loyola, bajo la custodia de la Alcaldía Mayor de Cartagena.

Al recibir el visto bueno de la administración distrital para el traslado, la dirección de Obras de la Etcar realizó un análisis técnico para determinar la mejor forma de mover los cinco cañones de diferente calibre, hacia la explanada pública del mismo baluarte, un espacio más adecuado para su puesta en valor.

El traslado de las piezas de artillería se ha venido realizando con los aprendices del taller de Soldadura de la Etcar, con la orientación del maestro y la supervisión de la dirección de Obras de la institución. Cada cañón pesa alrededor de 2 toneladas, similar al peso de un vehículo tipo furgón, por lo que se utilizan mecanismos y herramientas como andamio, diferenciales, malacates y elementos rodachines para que el desmonte y traslado se realice de manera óptima y segura.

La ubicación definitiva de estas piezas será en las troneras del baluarte de San Ignacio, donde se dispondrán provisionalmente en soportes de concreto mientras se elaboran las réplicas de cureñas que los sostendrán.

Plan Cureñas

Desde el año 2015 la Etcar inició la tarea de remplazar las estructuras en concreto que sostienen la mayoría de los cañones originales que hay en las murallas, por cureñas que permitan una mejor conservación y puesta en valor de estos elementos.

Las cureñas son elementos fabricados en madera y metal, provistos de cuatro ruedas y cuya función es soportar los cañones en las fortificaciones. Su elaboración se realiza de manera artesanal, teniendo en cuenta el calibre de cada cañón, por este motivo cada una de estas piezas tiene características distintas.

Hasta la fecha la Etcar ha instalado siete cureñas en el baluarte de San Ignacio, dos en el Castillo de San Felipe de Barajas y una en la cortina entre los baluartes de Santa Bárbara y San José, en Getsemaní.

Cañón de bronce en el Castillo de San Felipe de Barajas

Siguiendo la recomendación sobre el Patrimonio Cultural Mueble, PCMU, planteada en el Plan Especial de Manejo y Protección (PEMP) de las murallas y el Castillo de San Felipe, la Etcar también inició el plan de mantenimiento del cañón de bronce que se encontraba en una de las troneras de la batería de la Redención del San Felipe de Barajas.

Esta pieza de navío fundida en España durante el siglo XVIII es la única de bronce en Cartagena de Indias. Para protegerla de las condiciones de la intemperie a las que estaba expuesta, como la brisa salina del Caribe y lluvias ácidas, fue reubicada bajo el tendal del Bonete, la parte más alta de la fortificación.

El director de Obras de la Etcar, Mario Zapateiro Altamiranda, explica que: “Este cañón que fue diseñado exclusivamente para estar alojado en un navío, ahora está protegido de la intemperie, con lo cual se puede evitar que continúe el proceso de deterioro típico del bronce, facilitar la aplicación de un tratamiento que lo proteja y reforzar su condición de pieza museográfica, con el fin de que se pueda ver y disfrutar sin deteriorarlo”.

De esta forma, la siguiente fase de esta actividad consiste en delimitar el área que rodea la pieza de artillería para evitar el contacto ya que la constante manipulación genera un efecto químico en el bronce que, con el paso del tiempo, ha ocasionado la desaparición parcial de la inscripción que posee desde su fabricación.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir