Coronavirus Covid-19

Cierran empresa de carrocerías y buses con más de 40 años en Boyacá

Si la economía se quiebra vamos a tener muchos más pobres extremos que muertos por la pandemia.

Más de 120 trabajadores de Carrocerías y Buses AGA en Duitama, Boyacá renunciaron por la crisis económica que atraviesa la compañía. Su representante legal, Armando Gutiérrez dijo que le tocó cerrar la empresa por las decisiones poco inteligentes que ha tomado el Gobierno.

La pandemia nos golpeó muy duro, pues esta actividad que hace parte de la industria de movimiento quedo totalmente paralizada porque lo que alimenta esta cadena son las personas que se mueven de un lugar a otro, entones quedamos totalmente inactivos tanto los buses de las empresas de transporte como la industria que provee buses para esa actividad, dijo el experimentado hombre de negocios.

Advirtió que en empleos directos salieron 125 personas, pero la multiplicación en indirectos es grande, por lo que los puestos de trabajo que se perdieron fueron considerables.

Recordó que “los empleados tomaron la decisión más sabia, una decisión inteligente de renunciar voluntariamente todos para tratar de poner a la empresa en coma inducido, con la esperanza de que en algún momento se reactive la economía y podamos volver a la actividad normal”.

“Entre tanto todo está paralizado, no hay posibilidad de hacer nada en particular, porque los buses entre ciudades no se mueven y mientras eso no ocurra pues no hay movimiento de personas y esa cadena se quiebra”, reiteró.

Aseguró el señor Armando Gutiérrez que lleva 43 años con la marca AGA, pero haciendo buses, 55 años.

Eso sí, dijo que claro que “habíamos atravesado crisis económicas, las crisis en los 80 y 90, pero logramos paliarlas, logramos sortearlas y seguimos con el proyecto de seguir haciendo buses, pero está si nos está golpeando mucho más de lo que uno se pueda imaginar”.

Se quejó de que las ayudas del Gobierno nunca llegaron. El empresario de las carrocerías y los buses en Boyacá dijo que “eso se volvió humo, no sirve para nada, yo creo que ahí hay una equivocación muy grande, hay una cadena de equivocaciones, las condiciones que ponen, son muy complejas y no se pueden cumplir y no fue posible”.

Advirtió que no ve una solución en el corto plazo. “Esta pandemia va para largo porque no quiere ceder y las decisiones poco inteligentes de nuestros gobernantes suman y acaban con todo”.

Lo que pedimos es que tomen decisiones inteligentes, aseveró. “La pandemia está ahí y se va a demorar y va para largo y va a ver una cantidad de contagios y muertes seguramente, pero tenemos que aprender a convivir con eso para que los sobrevivientes se puedan ganar la comida porque si la economía se quiebra úes vamos a tener muchos más pobres extremos que muertos por la pandemia”, concluyo.

Dijo que en estos momentos no se dedica a nada, pues el cierre de la empresa le ha provocado sentimientos de confusión y frustración. Sin embargo, asegura que “esa es la realidad que nos tocó vivir, la esperanza que guardamos es que esta pandemia pueda ceder y nuestro gobierno tome decisiones inteligentes”.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir