Personería criticó protocolos para atender marchas en Bogotá

Denuncia que la Policía demora en forma injustificada traslado de personas al CTP o los lleva a lugares no contemplados en las normas.

La personera de Bogotá, Carmen Teresa Castañeda Villamizar, reveló que, a pesar de los anuncios, el Distrito no ha adoptado ningún acto administrativo estableciendo un nuevo protocolo para la atención de las movilizaciones sociales en la ciudad.

Si bien, le reconoce al Distrito la legitimidad para proponer y utilizar nuevas estrategias para el acompañamiento de las protestas, estas no han obtenido resultados satisfactorios en términos de garantía de derechos de los manifestantes y de terceros.

Por ejemplo, dijo la personera Distrital que: “La utilización de madres gestoras de paz es altamente irresponsable, pues ellas no cuentan con la preparación necesaria y se exponen a un alto riesgo sin que la Administración se haga responsable.

Tampoco es posible comparar los resultados de la marcha del 21 de noviembre pasado, con alrededor de 80.000 personas, con la del 21 de enero en la que participaron unos 5.000 capitalinos.

Se dijo que el Esmad, en lo posible, no se debería utilizar, pero en lo corrido del año lleva 36 intervenciones, 30 en escenarios universitarios.

La cantidad de personas trasladadas por la fuerza pública y heridas, así como las intervenciones del Esmad son significativamente mayores a lo informado por la Alcaldía, lo que constituye una restricción para que la ciudadanía acceda a información oportuna y veraz”.

En un 47% ha disminuido la contaminación del aire en Bogotá

Grin y Muvo ya pueden alquilar legalmente patinetas en las calles

Tendero no se dejó robar y lo asesinaron de un tiro

Deficiente utilización de la Fuerza Disponible

La Personera puntualizó que: “Los únicos elementos de la Fuerza Disponible (FUDIS) son la tonfa y el escudo, así su intervención es en la práctica, una invitación al enfrentamiento cuerpo a cuerpo, lo que implica un aumento de riesgo para los manifestantes y los uniformados. La FUDIS, dada la alta rotación de su personal y la ausencia de una formación especializada, muestra en terreno que sus miembros en algunas oportunidades desconocen a los funcionarios civiles y se extralimitan en sus procedimientos. Incluso, han agredido verbal y físicamente a los manifestantes, a la prensa y a los funcionarios de otras instituciones, incluidos los representantes del Ministerio Público, impidiendo su labor de verificación y control”.

De igual forma, Castañeda dijo “Es inaceptable la cantidad de personas que han resultado lesionadas en sus ojos, en el marco de escenarios de protesta. Es urgente que se establezca quiénes son los responsables de estas lesiones.

Es preciso que las nuevas estrategias que promueva la Administración Distrital se articulen con los aprendizajes institucionales que se han adquirido durante los últimos años. Nunca se empieza de cero, de manera que esta valiosa experiencia puede contribuir en la orientación y definición de las nuevas estrategias que se propongan”.

Demora en traslados al CTP

La Personería, en forma reiterativa, ha documentado casos en los que se viola el principio de inmediatez en los traslados por protección, tardando hasta 16 horas en llevar una persona al CTP.

Además, se han llevado ciudadanos a las estaciones de policía, contrariando los protocolos y la jurisprudencia constitucional, como lo han identificado los ministerios públicos.

Cargando