Vecinos cierran vías en Barranquilla por caos vehicular en la calle 30

Los vecinos del barrio Las Palmas al sur de Barranquilla se han visto obligados a cerrar vías con el fin de evitar el tráfico pesado que se desvía a raíz de las obras de ampliación de la autopista al aeropuerto Ernesto Cortissoz.

Wilson Muñoz, residente en la calle 33A con carrera 8, indicó que el alto flujo vehicular destruyó el pavimento, que no está diseñado para soportar tantos automotores, y también los andenes de sus casas resultaron afectados.

Agregó que los camiones y los buses igualmente tumbaron redes de energía y de los teléfonos con graves perjuicios para los residentes del sector.

Lea también: En vilo está el futuro del semestre académico en la Uniatlántico

A estas quejas también se suman los habitantes de los barrios Universal, José Antonio Galán y Tairona.

Por su parte, los comerciantes de la calle 30, aseguraron que las ventas han caído en un 80 por ciento por los trancones que se registran por más de una hora.

Entretanto, el presidente de Analtra, Giovanny Ramos, sostuvo que registran pérdidas por 250 millones de pesos al mes por cada ruta a raíz del caos del tránsito, hasta el punto que algunas empresas están solicitando utilizar otras vías.

Lea también: En 2019, Puerto de Barranquilla superó las toneladas movilizadas del 2018

Los taxistas, que prestan sus servicios al aeropuerto, afirmaron que están asumiendo sobrecostos hasta del 20 por ciento y pasaron de realizar diez carreras a solo cuatro diariamente.

Finalmente, anotaron que algunos viajeros han perdido sus vuelos porque no alcanzar a salir a tiempo de los trancones. 

El alcalde Jaime Pumarejo afirmó que revisará los requerimientos de la ciudadanía, pero destacó que la obra está avanzando, al recordar que “las molestias pasan, pero las obras quedan”.

Finalmente, el secretario de Infraestructura, Rafael Lafont, sostuvo que en dos meses se verán los resultaron de la intervención que se realiza desde la carrera 21 hasta la carrera 2.

 

 

Cargando