En Tunja le tienen listo un cacerolazo al viceministro de Vivienda

Cientos de familias protestarán para que el alto funcionario intervenga en proyectos de vivienda que llevan casi 10 años siendo elefantes blancos.

Cacerolazo /

La iniciativa congrega a alrededor de 400 familias, que exigen que se les defina el futuro de los proyectos de Vivienda de Interés Social, Estancia del Roble y Torres del Parque en Tunja, que hoy son un verdadero monumento a la corrupción.

Algunos beneficiarios recibieron sus apartamentos, pero estos están agrietados por aparentes fallas de edificación, y otras familias, pagan las viviendas que aún no les han entregado, que no existen.

Jerónimo Molina, vicepresidente de la Junta de Acción Comunal de Estancia del Roble, y uno delos voceros de la veeduría de este proyecto, sostuvo en Caracol Radio que “nuestros apartamentos quedaron muy mal construidos, y llevamos ya una década sin soluciones. Hay personas que ya pagaron su apartamento y no se los han entregado, hay personas que ya tienen escrituras, pero los apartamentos no existen. Nos han defraudado. Estos proyectos así como están tienen una vida útil de 15 años, es absurdo porque lo minino que deberían tener son 50 años de utilidad”.

Pero ahí no para el drama: un detallado estudio revelo que las torres de apartamentos, no aguantarían un eventual sismo debido a sus deficiencias en construcción, lo que significa un peligro para quienes están habitando parte del proyecto inconcluso: de los 22 edificios planeados, seis tienen que demolerse y los otros 16 hay que reforzarlos, por lo tanto, tendrán que seguir evacuando a sus actuales habitantes.

“Necesitamos saber cómo van a hacer las restauraciones o si van a hacer un proyecto nuevo y nos reubican, es decir, qué va a pasar con el sueño de nuestras vidas”, indicó Molina.

Con el ánimo de reclamar el derecho a una vida y vivienda digna, estas familias afectadas protestarán este sábado con cacerola en mano, desde el lugar de los proyectos de vivienda, hasta el despacho del alcalde, en donde prometió estar el viceministro de Vivienda Víctor Saavedra para buscar la solución a esta problemática, y para hablar de los 90.000 millones de pesos que se necesitan para demoler, reconstruir y reforzar los edificios, de los cuales la alcaldía a penas podría aportar 8.000.

“La marcha saldrá desde la Estancia del Roble, pasaremos hasta la avenida norte, llegaremos a la avenida Maldonado, subimos por la carrera 9ª, y luego en la Plaza de Bolívar haremos un gran plantón con cacerolazo para que se nos explique qué harán con quienes estamos viviendo allí y con quienes aún no les han entregado sus apartamentos”, señaló Molina.

Esperan los damnificados de estos proyectos, que el gobierno del presidente Ivan Duque sí pueda acabar con su calvario, el cual no ha podido repararse ni a punta de tutelas desde hace casi 10 años.

Cargando