El 10 de enero demolerán el edificio Mónaco

En un encuentro de fiscales contra bandas criminales, el alcalde Federico Gutiérrez reveló la fecha en que desaparecerá otro símbolo del narcotráfico.

El 10 de enero es la fecha tentativa que tiene la Alcaldía de Medellín para hacer la demolición del edificio Mónaco, en el barrio El Poblado. El alcalde Federico Gutiérrez Zuluaga reveló la fecha en el primer foro de Fiscales contra el crimen organizado que se adelanta este 16 y 17 de agosto en el Hotel Intercontinental de Medellín.

El edificio que fue propiedad del extinto narcotraficante Pablo Escobar Gaviria, es uno de los lugares más visitados por extranjeros y se volvió en un símbolo de la época del narcotráfico. Por lo que el alcalde pidió a la Agencia Nacional de Estupefaciente que permitiera la demolición del  edificio para luego hacer un parque en honor a las victimas del cartel de Medellín.

"Los símbolos son importantes, por eso lo que queremos hacer en esta estrategia antimafia, es derrotar la cultura de ilegalidad y consolidar cultura de  de legalidad, por eso esperamos estar en esas fechas, entre enero y febrero", aseguró posteriomente el alcalde a los medios de comunicación.

Así es el Mónaco

El Mónaco es una edificación de unos seis pisos, tiene puertas de vidrio, grandes balcones y ventanales de techo a piso. Era blanco, ahora está gris, su pintura se ha deteriorado y no es para menos pues lleva muchos años deshabitado.

Hay humedad y moho, es oscuro, sus paredes están llenas de grafitis, tiene uno que otro mueble maltrecho, se le robaron las lámparas y algunas puertas. De lo que fue en años pasados, cuando vivía allí el narcotraficante Pablo Escobar, ya no queda más que su historia.

En este lugar, ubicado en el sector del Poblado, vivía, con lujos inimaginables, el capo de la droga con su familia, pero allí también se realizaron grandes fiestas y orgías con modelos. En su interior, en donde ahora no hay más que paredes llenas de barro, se planearon los más terribles atentados ejecutados por el cartel de Medellín.

El alcalde asegura que el Mónaco es el símbolo de la maldad y repugna que se haya convertido en lo que él denomina como un referente de turismo malévolo. Las personas, principalmente extranjeros, van hasta ese lugar y se toman fotos para mostrar que estuvieron donde vivió el gran capo.

Ahora solo falta cumplir con una serie de trámites legales para demoler esta casa a la que por años nadie ha entrado más que las autoridades. La alcaldía cedió propiedades a la Policía y a la Fiscalía para recibir a cambio el Mónaco y poder derribarlo, así, dice el alcalde, sacar de las calles cualquier cosa que tengo el sello Escobar.


Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir