Aún no evacúan las torres de vivienda VIS en peligro de colapso en Tunja

A un mes de conocerse la emergencia que obligó a declarar calamidad pública en el sector, las familias en riesgo siguen viviendo en el proyecto.

Mientras la alcaldía asegura que tiene los recursos para reubicar a las 20 familias que deben evacuar, estas insistirían en seguir habitando las torres en peligro de desplome.

Luego de oficializarse los resultados del estudio de vulnerabilidad del proyecto de vivienda Torres del Parque, los cuales adviertieron el riesgo inminente de colapso de 6 torres del proyecto de viviendas de Interes social (VIS) ubicadas al occidente de la ciudad, el alcalde de Tunja, Pablo Emilio Cepeda, decretó la calamidad pública hace un mes en ese sector de la capital de Boyacá.

De los 6 edificios de apartamentos, 4 están inconclusos, y 2 habitados, que son los que deben desalojarse. Y pese a que alrededor de 100 personas tenían que evacuar a mediados de marzo, todavía siguen habitando las torres que están en inminente peligro, y algunos aseguran que todavía no tienen claro el plan para su evacuación.

Sonia Martínez, líder de los ciudadanos, señaló que “no entendemos por qué luego de la emergencia manifiesta, aún siguen las familias viviendo allí, como si nada. La alcaldía debe intervenir porque está en riesgo la vida de niños y adultos, según se nos dijo hace un mes conforme a los estudios sísmicos realizados por la universidad UPTC de Tunja. Aprovechamos para hacer un llamado a las autoridades para que actúen urgente porque también nos cobija el inconveniente del cobro exagerado del impuesto predial. Muchos tendremos que pagar impuestos por viviendas que no existen todavía, y otros, por apartamentos que tendrán que ser evacuados o demolidos, y esto no es justo”.

Por su parte, en diálogo con Caracol Radio, el alcalde de Tunja Pablo Emilio Cepeda explicó que solamente una de las 20 familias en riesgo inminente, han tramitado lo necesario para hacer la evacuación de sus viviendas, y el resto, al parecer se aferran a seguir habitando esos apartamentos de las torres I y J del proyecto en mención.

“Tenemos activa la calamidad pública en esta localidad. Tenemos asegurados los recursos para ayudar a estas personas que quedarán en calidad de damnificados, pero, por ley, también tenemos que contar con la solicitud de los afectados para proceder a su reubicación, porque de otra forma, tendremos que buscar medidas que los obliguen a evacuar para preservar las vidas de estas familias. Estamos esperando los términos de las notificaciones que oficialmente tuvimos que realizar, y esperemos que haya una respuesta favorable de estos ciudadanos, si no, procederemos conforme a lo que dicte la normatividad vigente en caso de que las personas, a pesar de saber el peligro que corren en ese lugar, insisten en habitarlo”, sostuvo el mandatario.

La administración se comprometió un subsidio directo de arriendo, mudanza, y servicios públicos, para cada una de las 20 familias que quedaran damnificadas.

La calamidad pública desatada en Torres del parque, se extenderá por cinco meses más y por ahora, no se hará la demolición de los edificios, hasta que no se surtan los protocolos de evaluación para esa implosión.

Cargando