Denuncian cruel matanza de gatos en el sur de Tunja

Casi una decena de felinos han aparecido muertos aparentemente por heridas cortopunzantes y con varios signos de violencia.

Extrañamente los animales desaparecieron de sus hogares en el barrio Cooservicios, y días después fueron encontrados muertos y con signos de haber sido maltratados con armas corto punzantes. A algunos les introdujeron en sus cuerpos alambres dentro de otros objetos.

La escena desgarradora ha conmovido a los habitantes de la ciudad, y la especulación de los mismos incluso ha llegado a relacionar el hecho con ritos satánicos o sacrificio de animales ligados al evento natural y astronómico de la superluna azul de sangre que podrá observarse el próximo 31 de enero, dia en el que la luna llena se mostraría con condiciones tan especiales que no se han observado desde hace más de 150 años.

“Preguntamos incluso al personal que se encarga de la recolección de basuras, y curiosamente nos contaron que encontraron más gatos muertos de la misma forma. Los gatos no fueron atacados por un animal, debido a que en sus cuerpos se nota que fueron intervenidos, cortados con un arma blanca, y sus bocas amarradas con alambres, eso sólo puede hacerlo una persona que es la que puede dominarlos. Además, no hay mordidas que señalen que por ejemplo, fue un ataque de algún animal como un canino o algo parecido, las heridas y las incisiones que hicieron, son de una mano criminal”, mencionó Pablo Gómez, uno de los testigos.

La policía no recibió la denuncia
Pero lo más preocupante para la comunidad, es que tras el escalofriante hecho, la primera autoridad a la que acuden los ciudadanos, no oficializaron la denuncia (contra personas indeterminadas) para iniciar pronto una investigación adecuada, porque los dueños de los felinos no conocían al responsable de los hechos.

“Nos dijeron que como no teníamos contra quién interponer la denuncia, no podían diligenciarla de forma oficial. Esto nos lo dijeron policías del actual CESPA, y del comando de la policía de la ciudad en donde operan por ahora mientras restauran su sede principal en el centro de Tunja. Ante esto sentimos que no hubo humanidad frente a un hecho tan lamentable que además nos pone en alerta no solo para cuidar nuestras mascotas, sino para cuidar a nuestros niños”, señaló Ana María Ríos, una de las propietarias de los felinos.

Tras haber hecho la denuncia en Caracol Radio, la Policía Metropolitana de Tunja tomó cartas en el asunto, para tratar de hallar a los responsables.

“Esta situación ha creado conmoción en este sector de la ciudad, y ya está frente a la investigación nuestro grupo de investigación ambiental. Se han hecho las entrevistas judiciales con los dueños de las mascotas, y de forma paralela estamos adelantando acciones preventivas para que se protejan estos animales”, señaló el comandante de la policía Metropolitana de Tunja, coronel Oscar Moreno.

Además señaló que “revisará el procedimiento y servicio prestado por sus unidades frente a la recepción de denuncias”, y recordó que “la policía está en la obligación de atender, oficializar y responder ante cualquier denuncia parecida que vaya en contra de la tranquilidad y seguridad de nuestros ciudadanos.

Nuestro compromiso siempre se mantendrá en escuchar a nuestros ciudadanos, y los seguimos invitando para que denuncien, porque los vamos a recibir todos, sin restricción alguna”.

La policía busca todos los elementos necesarios, incluso se apoyarían con cámaras de seguridad de la zona, para determinar quién o quiénes, y cómo adelantaron esta matanza de felinos.

Cargando