Aumentan las protestas en Chiquinquirá por falta de agua para más de 70.000 personas

Esta noche habrá cacerolazo para exigir soluciones al desabastecimiento de agua que padecen desde hace 20 días.

Paradójicamente no es la ausencia de lluvias lo que tiene con sed a los habitantes del municipio, sino el exceso de precipitaciones las que han causado la emergencia, al contaminar las aguas del río Suárez.

Como las condiciones del afluente cambian en minutos, el tratamiento para la potabilización del agua se hace dificultoso.

El problema es histórico en la ciudad, desde hace 40 años se repite cada año la misma situación, por la falta de planeación de una infraestructura que garantice la calidad y distribución del recurso hídrico.

Por eso, los más de 80 mil habitantes de ese municipio, que completan 20 días sin agua potable, viven un verdadero viacrucis. Los tres carrotanques que llegan a la localidad, como préstamo y apoyo del Consejo Departamental de Gestión del Riesgo de Desastres en Boyacá, llevando agua potable para parte de la población, no dan abasto, y los chiquinquireños, aseguran que no resisten más la crisis.

Por la crítica situación, en la tarde de este lunes 27 de noviembre, la comunidad convocó a un cacerolazo que partirá desde el Parque Julio Flórez, y recorrerá las principales calles del centro del municipio.

La administración municipal en cabeza del alcalde César Carrillo, elevó una petición al “gobierno nacional que cumpla con los recursos anunciados en el año 2016, para modernizar la precaria infraestructura que trata y suministra el agua en Chiquinquirá, la cual está a punto de quedarse obsoleta.

Cargando