Boyacá: Motavita sufre por falta de agua, pero la poca que hay se está desperdiciando

La tubería que conduce el agua que surte al municipio está seriamente averiada y produce la pérdida de cientos de litros de agua.

En Motavita, a 10 minutos de Tunja, la comunidad se queja porque tienen a penas 1 hora para poder usar agua en su municipio. Además, la poca agua que está disponible para su consumo, se está desperdiciando porque La tubería del acueducto tiene graves rupturas.

Así lo confirmó el director de la Corporación Autónoma Regional de Boyacá – Corpoboyacá, Ricardo López Dulcey “la comunidad está muy preocupada por la falta de agua. Ese municipio se abastece apenas de unos pequeños nacimientos de agua. Dialogamos con los habitantes y nos percatamos de que están captando 2 litros por segundo de agua, pero a la planta de tratamiento, solamente le llegan 0.8 litros por segundo, porque la tubería del acueducto está con rotos y presenta muchas deficiencias, y en consecuencia, el agua se desperdicia por el camino; por eso hicimos el llamado sobre la urgencia de reparar o renovar la tubería de conducción del líquido. Estas recomendaciones se las hicimos al alcalde del municipio para que se busque por todos los medios adelantar estas reparaciones, que no es de resorte de la corporación, pero que sí es evidente que está sucediendo y por tanto tiene que ser intervenido”.

Pero además, la comunidad está en contra de las concesiones de agua para consumo agropecuario que se están tramitando por ciudadanos ante Corpoboyacá, indicando que le restaría oportunidades de acceso al líquido vital.
Al respecto el director de Corpoboyacá aseguró que harán “seguimiento a las solicitudes de concesiones de agua, se harán como es pertinente y en función de la corporación la revisión y evaluación de la petición, y que darán autorización sólo en caso de determinarse que no se vulneran los derechos colectivos”.

Los habitantes de Motavita, que se abastecen de agua a partir de pequeños nacimientos de agua, protestaron frente a Corpoboyacá, para evidenciar esas dificultades.

“Nosotros pedimos que como sea se proteja el recurso hídrico pero que además se nos garantice la utilización del agua a la que tenemos derecho. Tenemos la forma de hacerlo pero no se ha fijado un plan de mejoramiento, de restauración o de real infraestructura para que podamos tomar agua de forma digna, y tenemos sed en el municipio. Nosotros podemos aguantar sin alimentos mucho tiempo, pero no sin agua”, indicó uno de los habitantes del municipio.

De otro lado también preocupan posibles captaciones ilegales del recurso hídrico en el municipio. “Sobre esta denuncia ya Corpoboyacá había tomado cartas en el asunto, y decidimos adelantar las acciones sancionatorias y con la orden de reforestación en el sitio donde se adelantaba este ilícito. Iremos hasta el lugar para percatarnos de que se estén acatando las normas establecidas”, indicó López Dulcey.
Sobre las denuncias en las que la comunidad señaló que un habitante está haciendo uso indiscriminado del colchón de agua que tiene que compartir con la comunidad, López Dulcey mencionó que se encargará de hacer la investigación y requerimientos propios para la verificación de esa inconformidad.

Por su parte el alcalde de Motavita, Helí Quintero reconoció en Caracol Radio que el problema urgente que debe tratarse está en un predio privado, donde se le otorgó una concesión de aguas hace unos años a su propietario, el cual hace uso de un gran porcentaje del recurso hídrico.

“Este propietario hoy no permite el ingreso para que se haga mantenimiento a parte de las redes, y que se adelantan diálogos con el mismo para poder hacer la evaluación en ese sector”, indicó el mandatario local.

Agregó que “también tratamos de aplicar los recursos para hacer el debido mantenimiento al acueducto que tiene 25 años en este municipio. Desde hace 10 años, llego este propietario, y se está afectando evidentemente el interés general”.

La solución planteada entre las autoridades ambientales, locales y de servicios públicos, para que los Motavitenses puedan hacer uso eficiente y justo del agua, es adelantar lo más pronto posible una servidumbre de aguas.

Una servidumbre se entiende como “el gravamen que recae sobre un predio para el uso del agua, en cuya virtud el titular de dicho predio queda obligado a permitir el paso del agua, a fin de que otra persona natural o jurídica pueda ejercer un derecho de uso de agua”. Según el primer mandatario de Motavita, “esta es la solución a corto plazo más efectiva en la cual invertiremos tiempo y los recursos que podamos en lo que resta de mi administración”.

El alcalde concluyó que “el director de gestión del riesgo de desastres ya tiene instrucciones del gobierno departamental para que coordine con Corpoboyacá la posibilidad de la consecución del predio para proteger las fuentes de abastecimiento de agua de nuestro municipio, para librarnos de las dificultades con los propietarios privados”.

La comunidad espera acciones urgentes para proteger el recurso hídrico que reclaman los más de 8.000 habitantes del municipio.

Cargando