Expertos advierten que Boyacá también está en riesgo sísmico

La infraestructura (edificios y puentes) del departamento no estaría preparada para resistir un evento sísmico de moderada importancia.

Científicos del Servicio Geológico Colombiano en compañía del Ministerio de Minas y Energía y La Unidad Nacional de Gestión realizaron el informe y evaluación general de sísmica en Colombia hace 7 meses. Hoy este estudio retoma su importancia para que se le dé la trascendencia a la prevención y a los simulacros de eventos como desastres naturales, ya que en dicha evaluación se determinó que más del 80% del territorio nacional se encuentra en amenaza intermedia y alta ante movimientos telúricos.

Boyacá tiene riesgo por estar ubicada en la Cordillera Oriental, que pone al departamento en alarma y por tener límites con las fallas de Suazapagua y la falla de Boyacá. Está situación deja en vulnerabilidad a la región no solo por actividad sísmica, sino también por riesgo de derrumbes y pérdida de bancada por otros fenómenos naturales.

Alirio rozo Millán, Ingeniero Civil experto en sísmica y especialista en Gestión del Riesgo de la unidad nacional de gestión del riesgo

“El departamento de Boyacá esta en una zona de sismicidad alta e intermedia. La atraviesan varias fallas geológicas especialmente de nortea sur, situación que amplía la proporción de zonas inestables. Estas fallas se producen por la interacción de las placas tectónicas. Por eso Boyacá debe estar preparado siempre para responder a cualquier emergencia, ya que hay una amplia franja de la región considerada como de alto riesgo sísmico. Es importante que se atienda las recomendaciones de las autoridades de gestión del riesgo en lo referente a los sismos, y participar en los simulacros de evacuación por el riesgo alto en ese territorio”.

De acuerdo con Rozo Millán “en la cuenca de los ríos Minero, Chicamocha, Garagoa y Lengupá, las comunidades urbanas y rurales estarían propensas a fenómenos de remoción en masa y avalanchas”.

Algunos de los municipios con mayor riesgo de algún movimiento telúrico de importancia son: Pajarito, Muzo, La Victoria, Otanche, Maripí, Tasco, Pisba, Paya, Puerto Boyaca, La Capilla, Corrales, Guayatá, Campohermoso, Zetaquirá, Sativanorte, Sativasur, Chiscas, Guacamayas, Macanal, Labranzagrande, Rondón, Paz de Río, Tenza, Ramiriquí, San Mateo, Páez, Gámeza, Socotá, Rondón, Santamaría, Miraflóres, Somondoco y San Eduardo dentro de otros de la provincia Centro y Tundama.

Otros expertos consultados por Caracol Radio sugieren que en esta región se deben ajustar los procesos municipales en el factor sísmico.

“Varios análisis académico de esta región también indican que hoy Boyacá, junto con la vasta mayoría del territorio Colombiano, no está preparado para afrontar un evento sísmico de importancia moderada (no en términos de asistencia, respuesta, y capacidad de las entidades como defensa civil, cruz roja, planes de evacuación y demás) ya que un elevado porcentaje de la infraestructura en Boyacá -edificaciones y puentes- no está acondicionada para resistir esa hipotética situación de emergencia” señaló Daniel Ricardo Salinas, boyacense y doctor en Ingeniería Civil de Virginia Polytechnic Institute and State University, que ha adelantado investigaciones en la Cuantificación de la Vulnerabilidad Sísmica y sobre la aplicación de los avances en Ingeniería Sísmica a nivel mundial, aplicados al caso Colombiano.

Concluyó que la reflexión debe estar no solo en el riego sísmico sino en el estado de toda la infraestructura civil “efectivamente el riesgo sísmico es un tema importantísimo, pero lamentablemente debo recalcar que el riesgo es una parte importante de este tema, la otra parte, a mi criterio es más importante, y se refiere al tema de la vulnerabilidad de la infraestructura”.

Cargando