TRAGEDIA

"Fue como si taladraran la tierra": santandereano, en México

Saúl Gómez Calderón, propietario de la agencia de viajes Superdestinos, con sede en Bucaramanga relató la experiencia más aterradora de su vida.

Salieron de Bucaramanga, una ciudad ubicada a pocos kilómetros del nido sísmico más activo del país, para ir a México, sin saber que allí iban a experimentar un sismo de 7.1 grados, que causa desolación en este país centroamericano.

Son 63 personas que compraron cupos en una excursión mariana para ir a sitios como el santuario de Guadalupe. Saúl Gómez Calderón, director de la agencia Superdestinos, que los acompaña relató a Caracol Radio cómo fue el momento del temblor.

"Íbamos para Tasco. Habíamos hecho una parada en un taller para conocer el proceso de la plata. En ese momento sonó como un taladro que rompe el pavimento pero multiplicado por mil", relató Gómez Calderón. Comparó este movimiento telúrico, con el ocurrido el 10 de marzo de 2015, en Bucaramanga. "Ese no fue ni del 10% con este vivimos", aseguró el empresario del turismo.

La excursión determinó volver a ciudad de México. Llegaron como a las 9:30 de la noche. "Las carreteras estaban colapsadas; habìa muchos derrumbes", informó el señor Gómez Calderón. Una vez en la capital mexicana se dieron cuenta de los daños que produjo el temblor. Ahora esperan por una eucaristía, en el santuario de la Virgen de Guadalupe, antes de regresar este jueves, a las 3:30 de la tarde.

Sin embargo, la excursión no sabe si el regreso será normal pues les avisaron de problemas que hay en el aeropuerto de Tocumen, en Panamá. 

 

Cargando