Lo más leído

  • Trabajo sí hay: Hay más 94.000 empleos disponibles, conozca las vacantes
  • Aída Merlano confesó que le gustan las mujeres
  • Carlos Queiroz deja de ser entrenador de la Selección Colombia
  • Conozca los barrios donde iniciará toque de queda y ley seca en Cartagena
  • Redada del Ejército contra disidencias Farc en Putumayo
  • Tierra Baja impide inauguración de nueva Terminal de Transportes

Hoy es noticia

Más temas

Rafael Uribe solo puede tener una hora de sol al día en La Picota

Caracol Radio conoció que este arquitecto se convirtió en uno de los presos de mayor riesgo en esta cárcel de máxima seguridad.

Cuando los médicos especialistas de la Clínica Navarra de Bogotá dieron de alta a Rafael Uribe, las autoridades entendieron la magnitud de lo que había ocurrido: más de un centenar de colombianos indignados querían linchar a este hombre señalado como presunto responsable de la violación y el crimen de Yuliana Samboní de siete años. 60 policías a las afueras del centro médico lo evacuaron, pero los manifestantes por poco logran su cometido.

Aunque inicialmente se informó el arquitecto llegaría a la cárcel La Modelo de Bogotá, después se decidió que lo enviarían a la cárcel La Picota. La razón: la seguridad de este bogotano, que aunque es señalado por el país deben preservarle su vida.

La Unidad de Medidas Especiales de La Picota fue el lugar hasta donde llegó. La Dirección de la cárcel ordenó el desalojo de cinco internos que permanecían en esta celda para darle paso al arquitecto. Rafael Uribe Noguera debía permanecer solo porque había información de posibles ataques en su contra en el penitenciario.

Caracol Radio conoció que la celda donde permanece Uribe Noguera es estrecha, oscura, húmeda. Y solo tiene una ventana pequeña por donde le ingresa una mínima cantidad de luz.

En la puerta permanece las 24 horas del día un dragoneante del Inpec, uno de los hombres de mayor confianza de La Picota, quien tiene la orden de sacar a Rafael Uribe una sola vez al día y a que tome una sola hora de sol. Después, debe retornar a la celda nuevamente.

La comida es preparada por gente de entera confianza de La Picota porque las autoridades temen un posible envenenamiento.

De momento, las visitas al recluso están totalmente restringidas. Ni siquiera la familia de Rafael ha podido ingresar con facilidad.

Allí, en su encierro, este hombre no habla con nadie, no tiene teléfono celular y está completamente desconectado del mundo porque no se le permite tener contacto con ningún otro recluso.

Incluso solo un dragoneante del Inpec está autorizado para sacar e ingresar a Uribe Noguera una vez al día (y bajo previa coordinación) porque las autoridades no quieren que entre funcionarios se termine por revelar a la luz pública la ubicación exacta del calabozo donde permanece este hombre.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir