Rafael Correa rechazó lo que llamó 'golpes de estados parlamentarios o judiciales'

El presidente de Ecuador se pronunció durante la Cumbre Iberoamericana que se realiza en Cartagena.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa. /

En una clara alusión a lo que pasa en Venezuela, pero sin mencionar el vecino país, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, insistió en que en el continente se vienen presentando casos de persecución parlamentaria o judicial a los jefes de Estado. Recordó el caso de Dilma Roussef en Brasil y de Cristina Fernpández en Argentina, y propuso el mecanismo de la 'muerte cruzada' que opera en Ecuador para acabar con estas prácticas

"En Ecuador con la nueva constitución, el presidente puede disolver la Asamblea en caso de persistente bloqueo parlamentario y debe llamar a erlecciiones presidenciales y legislativas. De forma análoga, si la asamblea destituye por cualquier motivo al presidente, debe disolverse y llamar igualmente lo más pronto posible a elecciones lesgislativas y presidenciales", dijo.

Correa acabó su intervención enviando un mensaje a Cuba, asegurando que ese pueblo es víctima de un abuso, desprecio al derecho internacional y a la soberanía, por estar, lo que llamó 'bloqueada' para participar en este tipo de encuentros multilaterales.

También propuso conformar un 'fondo común' para ayuda a los damnificados por desastres naturales. Correa recordó la tragedia del terremoto de 7,8 grados que sacudió a Ecuador el pasado 16 de abril y el huracán Matthew, que dejó en la desolación a Haití.

Cargando