ANÁLISIS
ANÁLISIS

Con la liquidación del Infi y el Instituto de Cultura hay temor de despidos masivos

Hoy, cuando Caracol Radio anuncia que ya es oficial la reestructuración de la Alcaldía de Pereira, el mayor temor de los empleados es la supresión de institutos que significarían despidos.

En la ola de acuerdos firmados y publicados ya en gaceta municipal la última semana está la supresión y liquidación definitiva del Instituto de Fomento y Desarrollo de Pereira, Infi Pereira.

En las consideraciones que se tuvieron para tomar esta determinación, según lo reza el decreto 836 del 7 de octubre de este año, está el hecho de que se requiere por parte del municipio retomar el manejo de la propiedad accionaria entregada al Infi pereira cuando se creó, y así contribuir al mejoramiento de las finanzas de la Alcaldía. Además de reiterar que el Infi no es viable financieramente.

El infi entonces entrará en proceso de liquidación desde el 1 de enero de 2017 y durante seis meses en los que su razón social incluirá la palabra “en liquidación”.

Habrá una junta liquidadora integrada por el alcalde o un delegado, el secretario de desarrollo económico y el secretario jurídico de Pereira. Y el agente liquidador será designado por el alcalde.

A partir del primero de enero entonces el infi quedará a cargo de ese liquidador y no podrá iniciar nuevas actividades de créditos o inversiones y desde esa fecha, tanto los activos como las obligaciones del instituto serán transferidas al municipio de Pereira.

Con la liquidación, una vez empiece y durante 30 días, el liquidador deberá determinar el proceso de supresión de los empleados que tenga el instituto, que quedarán desvinculados mediante el proceso liquidador.


Por otro lado, mediante el decreto 837 del 7 de octubre de este año, se ordenó la supresión y liquidación del Instituto de Cultura y Fomento al Turismo, que se acaba porque no existen recursos suficientes para financiar sus gastos de funcionamiento, según lo arrojó el estudio técnico.

Indica que se hace necesario recuperar las rentas que tradicionalmente llegan desde el ente central y que se han ido en gastos diarios y por eso se cambió el formato, ahora será una secretaría que dependerá del ente central.

La supresión y liquidación será, como la del INFI, a partir del primero de enero de 2017 y durante seis meses en los que aparecerá como instituto en liquidación en su razón social.

Habrá una junta de liquidación integrada por el alcalde o un delegado, el secretario de Hacienda y el secretario jurídico, y el agente liquidador será designado por el alcalde.

Allí como en el Infi, antes de 30 días desde el inicio del proceso de liquidación se tendrá un plan de supresión de los cargos del instituto y se dará lugar a la terminación del vínculo legal laboral con los empleados.

Esperan los empleados conocer, de voz del alcalde Juan Pablo Gallo, detalles de ese proceso de liquidación y su situación laboral.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir