Páramo de Mamapacha y Bijagual en declaratoria como área protegida

Corpochivor, en convenio con el Oleoducto Central OCENSA, adelanta los estudios para declarar el páramo como área protegida.

Actualmente, la Corporación cuenta con tres ecosistemas declarados como áreas protegidas, entre ellos, se encuentran el páramo de Rabanal, el páramo de Cristales, Guanaque, Castillejo y Cuchillas Negra.

El complejo de páramo Mamapacha y Bijagual se encuentra ubicado entre los municipios de Garagoa, Chinavita, Ramiriquí, Tibaná, Ciénega y Viracachá, pertenecientes a la jurisdicción de Corpochivor; se caracteriza principalmente por tener zonas de páramo y bosque alto andino, por lo cual, su altura varía entre los 1750 y 3500 msnm, abarcando un área total de 25.568,45 hectáreas.

Este páramo es estratégico debido a la multiplicidad de servicios ambientales, funciones naturales relacionadas con su capacidad de interceptar, almacenar y regular los flujos hídricos superficiales y subterráneos, y hábitat de especies en peligro de extinción como el Oso Andino), el Periquito Aliamarillo , el Pato Andino y la Nutria siendo esta última, el único registro en Colombia de esta especie a una altura de 3.110 msnm,convirtiéndose en un indicador de conservación del ecosistema y calidad de agua.

Hasta el momento, Corpochivor ha realizado socializaciones satisfactorias con las administraciones municipales de Garagoa, Chinavita, Ramiriquí, Tibaná, Ciénega y Viracachá, habitantes del páramo, comunidad organizada, concejales, juntas de acueductos veredales y juntas de acción comunal con el fin de generar acuerdos que permitan la protección del recurso hídrico como principal servicio ecosistémico del páramo de Mamapacha y Bijagual.

Actualmente, mediante Resolución 1814 de 2015 del ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el páramo Mamapacha y Bijagual es zona de protección y desarrollo de los recursos naturales renovables dando aplicación al principio de precaución, incluyéndolo como reserva temporal evitando la ejecución de actividades de explotación minera, siendo este, un paso trascendental para proteger dicho ecosistema.

Por tal razón, Corpochivor tiene como meta principal consolidar de manera satisfactoria, la declaratoria del páramo en el transcurso de este año, siendo esta la cuarta área protegida en el suroriente de Boyacá.

Para el director general de Corpochivor, Fabio Antonio Guerrero Amaya “este proceso se ha destacado debido a la articulación con las administraciones municipales y la comunidad en general, quienes han manifestado las problemáticas existentes en la zona e identifican los servicios ambientales que provee el páramo al surtir 30 acueductos, 2 distritos de riego y beneficiar a más de 10 mil usuarios”.

“Las acciones de protección consolidan la identidad del territorio y la necesidad de amparar el ecosistema, por lo cual, la diligencia tendiente a su conservación, se materializará en la formulación del plan de manejo ambiental una vez sea declarado como área protegida” afirma el Director General.

El trabajo de declaratoria de este ecosistema estratégico es una gestión por parte de Corpochivor, ante el Oleoducto Central OCENSA, entidad que está financiando los estudios requeridos con una inversión de 300 millones de pesos como compensación ambiental. Se ha venido desarrollando un trabajo responsable y consagrado con el fin de lograr la declaratoria y delimitación de este páramo y el de todos los complejos estratégicos que se encuentran en la jurisdicción como labor direccionada a salvaguardarlos y establecer un territorio agroambiental.

Cargando