Ciudades

Denuncian que doble calzada afectará una reserva natural en Cauca

Se trata de Amalaka, donde también funciona una institución educativa

Cauca

En el departamento del Cauca hay una discusión por un tramo de la doble calzada Popayán – Santander de Quilichao que afectaría una reserva natural y una institución educativa.

Se trata de la Reserva Natural de la Sociedad Civil Amalaka ubicada en jurisdicción del municipio de Totoró, que también alberga un colegio agroambiental, lo que según sus promotores la hace única en el país.

Sus propietarios aseguran que las obras impactarán de manera negativa la franja de conservación, el nacimiento de agua y los procesos agroambientales desarrollados con las comunidades durante 30 años. La construcción afectaría 8.843 m2 de los 125.100 m2.

Ana María Fankhauser, representante legal de Amalaka, dijo que presentaron un diseño realizado por un profesional especialista en ingenierías de tránsito y transporte para evitar los daños, pero no recibieron respuesta.

“La reserva se encuentra en riesgo de ser expropiada en una de sus franjas de conservación donde están creciendo especies en vía de extinción o especial protección (…) Tenemos 185 especies de aves registradas, ranas endémicas, reptiles y mamíferos que se han refugiado en este territorio”.

Al colegio asisten víctimas del conflicto armado, jóvenes en ‘extraedad’, miembros de las comunidades afrodescendientes e indígenas, y estudiantes con necesidades especiales.

“Hemos expresado que no estamos en contra de esta mega obra, pero que por favor se haga el diseño al lado opuesto, donde no hay nacimientos de agua, donde no hay niñez, ni procesos de restauración”.

Las autoridades

Caracol Radio consultó a la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, para conocer su postura frente a esta situación, pero no obtuvo una respuesta oficial.

Por su parte, el Consorcio Nuevo Cauca indicó que no se pronunciará ya que solo son los ejecutores de la obra.

Mientras tanto, la presidenta ejecutiva de la Cámara de Comercio del Cauca, Ana Fernanda Muñoz Otoya, dijo que esta es una obra vital para el desarrollo y la competitividad de la región.

Agregó que en los documentos oficiales y públicos hay información técnica que ratifica que las afectaciones ecológicas y ambientales serían superiores si se atiende la solicitud de la organización Amalaka.

“La labor que hace Amalaka es preciosa, ellos hicieron una solicitud del trazado por el otro lado de la vía, pero la Agencia Nacional de Licencias Ambientales informó que el impacto ambiental es mucho más grande porque el área de inundación del río El Cofre es mucho más amplia”.

Compensaciones

El secretario de Infraestructura del Cauca, José Rodrigo Astaiza, indicó que los encargados de las obras han realizado varias propuestas para compensar los posibles daños ecológicos.

“Aspiramos que todo se solucione en aras de que este proyecto tan importante no vaya a tener contratiempos a última hora”.

Jorge Lara, padre de familia en la institución, lamentó esta situación, pues se trata de un plantel alternativo en el que la formación es de calidad.

“El asunto es grave porque se destruiría todo un trabajo de varias generaciones que han contribuido a la restauración y conservación de un ecosistema, si se mutila una parte se afecta el todo”.

Los encargados de Amalaka aseguraron que, ante su negativa, se ha anunciado una expropiación y desalojo de los habitantes con la Fuerza Pública en los próximos días, por lo que solicitaron que reconsideren esa decisión y que haya una solución concertada.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad