Salud y bienestar

Algunos consejos para dejar de roncar

Roncar puede causar una baja calidad de sueño y, por tanto, traer complicaciones para la salud

Algunos consejos para dejar de roncar / ilbusca

Los ronquidos se producen cuando el aire pasa por los tejidos relajados de la garganta y producen vibraciones, si bien todas las personas son propensas a roncar, existen algunos casos en los que este se convierte en un problema que hay que tratar.

Los ronquidos se pueden convertir en una molestia a la hora de dormir, no solo para la persona que ronca, sino también para las que los rodean. Este puede alterar el descanso y como consecuencia puede traer problemas metabólicos, inmunológicos, cardiovasculares, cognitivos, entre otros. La mayoría de las personas con este tipo de problemas son adultos mayores, personas que suelen tomar sedantes o alcohol, o aquellas que presentan problemas de sobrepeso.

Cuando el ronquido comienza a ser un problema de salud que impide un sueño tranquilo, una de las primeras recomendaciones es dejar de lado el consumo de tabaco, bebidas alcohólicas y los medicamentos relajantes.

Sin embargo, pese a que estas medidas pueden ayudar a tratar la molestia, no garantizan que solucionen el problema por completo. Alrededor de los ronquidos existe una economía en particular, desde la disponibilidad de correctores de postura, dilatadores nasales hasta tratamientos médicos especializados.

Los correctores de postura buscan que las personas duerman en posturas obstructivas, mientras que las demás alternativas intentan aumentar el espacio de la vía aérea. Sin embargo, aunque estos tratamientos podrían resultar muy efectivos, los precios de los mismos son bastante considerables, por lo que en algunos casos, las personas prefieren seguir con la molestia que emplear alguna de estas soluciones.

Este malestar de salud no se soluciona solo, por lo que las personas con este tipo de molestia deben procurar buscar las alternativas pertinentes que permitan dar fin o por lo menos reducir los ronquidos. Para ello existen algunos métodos que pueden ayudar a mejorar los ronquidos y brindar un mejor descanso. Algunos de ellos son:

Ejercitar la lengua: Estire la lengua hacia el frente lo más que pueda e intente moverla en todas las direcciones de arriba a abajo y de derecha a izquierda por varios minutos.

Cenas ligeras: Evite las comidas pesadas justo antes de dormir y evite el alcohol.

Dormir de lado: La posición en la que se duerme infiere mucho en la aparición de los ronquidos, evitar dormir boca arriba puede ayudar considerablemente a reducir la incidencia de estos molestos sonidos.

Bajar de peso y hacer ejercicio físico: El problema de sobrepeso puede facilitar que una persona ronque mientras duerme, por lo que se recomienda que baje de peso y practique ejercicio físico durante al menos 20  minutos al día.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

Caracol Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Ciudades

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad