Guántiva- La Rusia: el guardián de las especies únicas de frailejones

Unas 85 lagunas y humedales embellecen las partes altas de este páramo. El agua depositada en su vegetación y suelos es vital para la población

/

Cerca de 119.009 hectáreas distribuidas en el paso de la cordillera Oriental por 23 municipios de Boyacá y Santander corresponden al complejo conocido como Guántiva-La Rusia. Alberga páramos como Pan de Azúcar, Guantiva, La Rusia y Güina, y cuenta con 4 áreas protegidas de nivel nacional y regional.

El 73% del páramo está cubierto por frailejones, bosques y árboles andinos, un tapete verde que domina las zonas paramunas de los municipios de Duitama, Cerinza y Belén en Boyacá.

En Guantiva-La Rusia viven más de 7.000 personas, población paramuna concentrada principalmente en los municipios Tutazá y Belén y la cual vive de actividades agropecuarias como cultivos de papa, arveja y frijol, y pastoreo de ganado.

Alberga cerca de 700 especies de plantas, 80 de mamíferos, 139 de aves, 23 de anfibios y 24 de invertebrados, de las cuales aproximadamente 30 son únicas en el mundo. El venado de páramo, el oso de anteojos, las ranas arlequín y de cristal y los escarabajos coprófagos, son algunos de sus tesoros biodiversos.

Este año, la osa andina Pensilvania, rescatada por la comunidad y varias organizaciones ambientales en el municipio de Moniquirá, fue liberada en el Santuario de Fauna y Flora Alto Río Fonce, territorio que hace parte del páramo. Un collar de telemetría con GPS instalado en su cuello se encarga de rastrear sus movimientos, por primera vez en la historia de una osa en Colombia.

Guantiva-La Rusia cuenta con uno de los bosques de colorados (Polylepis quadrijuga) más conservados del Colombia: un árbol nativo de la cordillera Oriental con hojas pequeñas cubiertas de resina, flores en racimo y tallos de color rojo intenso.

Es uno de los páramos con mayor cantidad de especies únicas en el mundo de frailejones, 14 en total, y varios relictos conservados de los robles Quercus humboldtii y Colombobalanus excelsa.

Unas 85 lagunas y humedales embellecen las partes altas de este páramo. El agua depositada en su vegetación y suelos nutre a ríos como Ocusá, Chicamocha, Fonce y Suárez, y es vital para la población de Tunja, Duitama y Paipa.

Fue un territorio habitado por los guanes y los muiscas, estos últimos bajo la confederación del cacique Tundama y para quienes el páramo tenía un gran valor espiritual, especialmente sus lagunas y algunos cerros.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir