Ciencia

Soñar bien para ser más efectivos: los peligros y beneficios al dormir

¿Cuáles son los principales trastornos que afectan a la mayoría de las personas, sus peligros para la salud?

Soñar bien para ser más efectivos: los peligros y beneficios al dormir /

La Clasificación Internacional de los Trastornos del Sueño (ICSD, por sus siglas en inglés) incluye ya más de 90 diferentes alteraciones con sus detalladas descripciones de los síntomas y los métodos de diagnóstico. Tradicionalmente, la inmensa mayoría de los casos en los que se quejan las personas rondan en torno a dos: insomnio y trastornos respiratorios durante el sueño (ronquido).

En las últimas décadas, además, han aumentado exponencialmente las quejas de somnolencia diurna. En la mayoría de los casos, se trata de un trastorno segundario, lo que significa que son el síntoma o el efecto de algún otro problema, en particular, la privación crónica del sueño. Varios estudios revelan que en ese mismo período la duración del sueño promedio de la humanidad ha disminuido de las recomendables 8 horas hasta las 6 horas, sobre todo en las ciudades más grandes.

"Este problema llama menos la atención de los pacientes. No obstante, un estudio que realizamos en el 2018, que involucraba a más de 5.000 personas entre 20 y 40 años, reveló que el 40,9% de los encuestados mostraban síntomas de somnolencia diurna", revela Alexandr Kalinkin, cardiólogo y somnólogo Alexandr Kalinkin, director del Centro de Medicina del Sueño la Universidad Lomonósov de Moscú. 

El trastorno más peligroso para la humanidad; sin embargo, sigue estando vinculado con la apnea obstructiva del sueño. Se estima que se presenta en alrededor del 40% de los varones y el 20% de las mujeres, índice que aumenta con la edad. Esta alteración está estrechamente relacionada con la hipertensión arterial, los accidentes cerebrovasculares y el infarto agudo de miocardio. Todo esto resulta en que sea la causante de la mayoría de las muertes durante el sueño.

¿Cómo mejorar la seguridad y la calidad del sueño?

Es por los peligros ocultos que nos acechan mientras dormimos que los expertos recomiendan prestar más atención a lo que llaman la higiene del sueño. Kalinkin aconseja hacer seguimiento a los problemas relacionados y acudir a los especialistas si estos perduran durante más un mes. Esto podría ser el indicador de que se están desarrollando desórdenes que con el tiempo podrían volverse crónicos.

"Lamentablemente, la mayoría de las alteraciones del sueño suelen ser poco sintomáticas para el paciente. Es por eso que el mayor obstáculo para su solución consiste en que las personas suelen ignorar las señales de que padecen estos trastornos. Otro gran problema es que intentan lidiar con las alteraciones del sueño sin acudir a los especialistas", advierte el cardiólogo y somnólogo.

En muchos casos, los pacientes buscan una solución viable en el alcohol. Esto, comparte, es un grave error, ya que si bien las sustancias alcohólicas hacen caer en el sueño más rápido, también entorpecen el proceso de reposo y restauración del organismo, lo que solo agrava la situación a largo plazo.

"Cada persona debería empezar con redefinir el papel del sueño en su vida. Si bien hace unos años la tendencia entre las personas exitosas y millonarios era a dormir menos para hacer más, hoy todos han revisado su estrategia de vida hacia un sueño y descanso más efectivo. Esto tiene consecuencias más positivas no solo en la salud de las personas, sino también en su longevidad, efectividad de su trabajo, estatus en la sociedad y calidad de vida en general", comparte Kalinkin.

Existen muchos consejos sobre cómo mejorar la calidad del sueño, pero entre todos ellos el especialista destaca hábitos diarios:

  • Acostarse y despertar más o menos a la misma hora todos los días, permitiendo solo cambios leves en el horario;
  • Permanecer durante el día en lugares bien iluminados por el sol para ayudar a nuestro reloj biológico;
  • Minimizar el consumo de productos que contengan grandes cantidades de cafeína, ya sea el propio café o el té, ya que estos alteran de manera negativa el ciclo diario del organismo.
  • Minimizar los malos hábitos como el consumo de alcohol y tabaco.
  • Intentar mantener una dieta lo más saludable posible, ya que lo consumimos influye directamente en la calidad del sueño.
  • Por último, Kalinkin subraya que incluso si mantienes estos hábitos y detectas algún tipo de trastorno del sueño, lo mejor es acudir lo antes posible a un especialista.

La Clasificación Internacional de los Trastornos del Sueño (ICSD, por sus siglas en inglés) incluye ya más de 90 diferentes alteraciones con sus detalladas descripciones de los síntomas y los métodos de diagnóstico. Tradicionalmente, la inmensa mayoría de los casos en los que se quejan las personas rondan en torno a dos: insomnio y trastornos respiratorios durante el sueño (ronquido).En las últimas décadas, además, han aumentado exponencialmente las quejas de somnolencia diurna. En la mayoría de los casos, se trata de un trastorno segundario, lo que significa que son el síntoma o el efecto de algún otro problema, en particular, la privación crónica del sueño. Varios estudios revelan que en ese mismo período la duración del sueño promedio de la humanidad ha disminuido de las recomendables 8 horas hasta las 6 horas, sobre todo en las ciudades más grandes."Este problema llama menos la atención de los pacientes. No obstante, un estudio que realizamos en el 2018, que involucraba a más de 5.000 personas entre 20 y 40 años, reveló que el 40,9% de los encuestados mostraban síntomas de somnolencia diurna", revela Alexandr Kalinkin.El trastorno más peligroso para la humanidad; sin embargo, sigue estando vinculado con la apnea obstructiva del sueño. Se estima que se presenta en alrededor del 40% de los varones y el 20% de las mujeres, índice que aumenta con la edad. Esta alteración está estrechamente relacionada con la hipertensión arterial, los accidentes cerebrovasculares y el infarto agudo de miocardio. Todo esto resulta en que sea la causante de la mayoría de las muertes durante el sueño.

¿Cómo mejorar la seguridad y la calidad del sueño?

Es por los peligros ocultos que nos acechan mientras dormimos que los expertos recomiendan prestar más atención a lo que llaman la higiene del sueño. Kalinkin aconseja hacer seguimiento a los problemas relacionados y acudir a los especialistas si estos perduran durante más un mes. Esto podría ser el indicador de que se están desarrollando desórdenes que con el tiempo podrían volverse crónicos.

"Lamentablemente, la mayoría de las alteraciones del sueño suelen ser poco sintomáticas para el paciente. Es por eso que el mayor obstáculo para su solución consiste en que las personas suelen ignorar las señales de que padecen estos trastornos. Otro gran problema es que intentan lidiar con las alteraciones del sueño sin acudir a los especialistas", advierte el cardiólogo y somnólogo.

En muchos casos, los pacientes buscan una solución viable en el alcohol. Esto, comparte, es un grave error, ya que si bien las sustancias alcohólicas hacen caer en el sueño más rápido, también entorpecen el proceso de reposo y restauración del organismo, lo que solo agrava la situación a largo plazo."Cada persona debería empezar con redefinir el papel del sueño en su vida. Si bien hace unos años la tendencia entre las personas exitosas y millonarios era a dormir menos para hacer más, hoy todos han revisado su estrategia de vida hacia un sueño y descanso más efectivo. Esto tiene consecuencias más positivas no solo en la salud de las personas, sino también en su longevidad, efectividad de su trabajo, estatus en la sociedad y calidad de vida en general", comparte Kalinkin.Existen muchos consejos sobre cómo mejorar la calidad del sueño, pero entre todos ellos el especialista destaca cinco hábitos diarios:acostarse y despertar más o menos a la misma hora todos los días, permitiendo solo cambios leves en el horario;permanecer durante el día en lugares bien iluminados por el sol para ayudar a nuestro reloj biológico;minimizar el consumo de productos que contengan grandes cantidades de cafeína, ya sea el propio café o el té, ya que estos alteran de manera negativa el ciclo diario del organismo;minimizar los malos hábitos como el consumo de alcohol y tabaco;intentar mantener una dieta lo más saludable posible, ya que lo consumimos influye directamente en la calidad del sueño.Por último, Kalinkin subraya que incluso si mantienes estos hábitos y detectas algún tipo de trastorno del sueño, lo mejor es acudir lo antes posible a un especialista.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir