Lo más leído

  • El video de Jessica Cediel que aparece 'ligerita' de ropa
  • Este domingo no habrá luz en más de 40 barrios de Cartagena y Turbaco
  • Hermana de Mia Khalifa también hará contenido para adultos
  • Consejo de Estado revocó candidatura del alcalde de Girón
  • Téngalo en cuenta: las nuevas recomendaciones de la OMS sobre los tapabocas
  • Las poses de la nueva defensa de Néstor Humberto

Hoy es noticia

Más temas
Sexo

Cine porno: mitos que causan daño a las relaciones sexuales reales

En esta era digital podemos acceder a infinidad de contenidos, sin embargo es importante conocer lo que es real y lo que no

Páginas web, libros, videos en YouTube y hasta piezas gráficas en las redes sociales hacen parte de las fuentes por millones de personas en mundo acerca del mundo del sexo y la pornografía.

Sin embargo, esta última ha sido distorsionada, vendiendo a la audiencia algo que no se puede aplicar del todo a la realidad. Convirtiéndose así en un producto basado en la ficción.

Sin entrar a abordar y entender la forma cómo los actores , si fingen, o hay escenas editadas, la idea es ver y diferenciar los mitos de la realidad en el sexo.

Esto dice un artículo del diario 'El País' sobre el caso:

1. El orgasmo siempre llega: En las películas se tiene la idea que siempre hay que llegar al orgasmo. Esto no pasa en la vida real.

“No todas las relaciones sexuales incluyen o acaban con un orgasmo, y no por ello dejan de ser placenteras”, insiste la sexóloga Lola González del Centro Borobil, citada por este medio.

2. Tener sexo ocasional es fácil: En la pornografía todo se ve fácil, tener fantasías con un compañero de oficina o un domicilario. En la vida real esto se puede hacer pero con los cuidados necesarios al involucrarnos con extraños.

3. La excitación aparece de forma mágica: La seducción y estimulación previa a tener relaciones sexuales son claves, de

"Se puede estar excitada pero no lubricada, y se puede estar lubricada pero no sentir excitación”, explicó la sexóloga Estela Buendía en El País.

4. Nadie se agota durante la penetración: En la pornografía las escenas se cortan de tal forma que la atención permanezca por más tiempo, sin embargo en la vida real esto no ocurre. Hay días que nos encontramos en mejor estado físico, y en otros hay agotamiento, es natural sentirlo.

5. A más tamaño más placer: En la pornografía siempre se ha intentado vender que entre mayor sea el tamaño del pene, -por ejemplo- más placer puede llegar a sentir la pareja.

En la vida real, puede que esto sea del todo cierto, ya que las mujeres pueden llegar a sentir molestia o dolor.

“La vagina sólo tiene sensibilidad en su primer tercio, por lo que es irrelevante que la penetración realizada sea más o menos profunda y el pene más o menos grande", contó Buendía.

6. La violencia siempre excita: La pornografía hace que mezclar sexo y violencia, sea normal -especialmente- de hombres hacia mujeres. Una cosa es una fantasía y otra el escenario real.

7. Todas las mujeres gritan durante el orgasmo: No es así en la vida real, aspectos como la respiración, los movimientos y los latidos del corazón pueden ayudar a darnos una idea si "estamos haciéndolo bien".

8. El sexo anal no necesita de preparación: Cuando se intenta en la vida real no parece que sea tan sencillo.

“El ano necesita ser dilatado y lubricado Si se va a lo bestia y no hay preparación, podemos acabar con fisuras y heridas”, advierte uno de los expertos en el artículo citado.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir