Las deficiencias que llevaron a la intervención del Hospital de Leticia

El centro asistencial no tenía implementada una ruta de atención para el COVID-19.

El 1 de mayo la Superintendencia de Salud ordenó la intervención durante un año de la E.S.E. Hospital San Rafael de Leticia, tras encontrar diferentes fallas administrativas, financieras, asistenciales y jurídicas, que generaban un riego en la vida de los pacientes.

Caracol Radio conoció en primicia que, en este proceso, el agente interventor Albert Ferney Giraldo, encontró que las cuentas por pagar en el centro asistencial ascienden a los 7.324 millones de pesos, sin incluir el monto que se adeuda por concepto de salarios. En cuanto a las cuentas por cobrar por los servicios prestados a las EPS, se reportó un valor de 7.925 millones de pesos, de los cuales solo ha sido radicado el 33% de la facturación entre enero y marzo de 2020; además:

Se evidenció que la planta eléctrica del hospital está a punto de colapsar.

Se encontró que la planta de oxigeno funciona en un 30% de su capacidad, lo cual no permite cubrir las necesidades del hospital, ni de las demás instituciones que dependen de ella.

La morgue no cuenta con nevera para la conservación de los cadáveres.

A 760 asciende la cifra de enfermos de COVID-19 en el personal de la salud

Hallazgos administrativos

El agente interventor asegura que encontró contratos sin evidencia de cumplimientos, además de la falta de soportes y supervisión correspondientes.

- Las pólizas de seguros no reúnen los requisitos para el amparo de los riesgos.

- Se identificó que el contrato para el suministro de medicamentos y elementos médico- quirúrgicos está firmado y legalizado, pero el proveedor no ha hecho entrega de los pedidos solicitados.

- Se encontró un contrato con una empresa de consultoría y asesoría en Bogotá que no está siendo ejecutado, al igual que otro contrato hecho al revisor fiscal, que no ha cumplido con la entrega de los informes de los estados financieros del 2019.

- El hospital no facturaba el 100% de los servicios prestados y los registrados eran radicados hasta 7 meses después de la prestación respectiva.

- Al momento de la intervención el equipo financiero - administrativo no contaba con un área de trabajo que diera garantías de seguridad y salud ocupacional a sus colaboradores.

Giraldo también dijo que, el hospital no cumplía con la entrega de elementos de protección personal a sus empleados, a tal punto que se encontró que, el centro asistencial no tenía implementado un plan de respuesta para hacer frente a la emergencia sanitaria por covid-19. Cuenta con una ambulancia habilitada y operando, pero que presenta fallas en su mantenimiento, dotación y desinfección.

Ya se están implementando políticas de saneamiento financiero, programas de limpieza en áreas intrahospitalarias; se trabaja en el mejoramiento de la cadena de frio de los medicamentos; en la revisión, mantenimiento y reparación de la planta de oxígeno y, en la implementación de las rutas de atención y políticas de seguridad del paciente por parte del personal de salud”, reveló el funcionario.

 Rociar las calles con desinfectante es peligroso y poco eficaz: OMS

Plan de recuperación

El Ministerio de Salud y Protección Social, destinó $1.300 millones para la compra de equipos y elementos de protección para el personal que labora en el hospital.

Adicionalmente, se apropiaron recursos por $2.000 millones para cubrir el pago del personal de la institución, para la organización e integración de la cartera a través de una plataforma de facturación, cubrir cuentas médicas, glosas y el sistema de información de prestaciones de salud (RIPS), y para las adecuaciones locativas de expansión de los servicios.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir