Coronavirus Covid-19

¿Qué pasa con las pruebas del coronavirus en Colombia?

El INS admite que trabaja a la mitad de la capacidad, por el daño de una máquina alemana, a la que hoy es imposible conseguirle repuestos.

Desde el inicio de la emergencia sanitaria por el Covid-19 quedó claro que la mayor parte del éxito en la lucha contra el virus está en la velocidad y en la eficacia con que se practiquen las pruebas de detección, de manera que se identifique rápido a las personas contagiadas y a sus contactos, para disminuir la posibilidad de extensión de la enfermedad. El Gobierno colombiano ha venido haciendo anuncios en ese sentido, incluyendo frases como que el país estaba absolutamente preparado para realizar los estudios, porque en comparación con otras naciones nuestro sistema era mucho más eficaz.

Pero con el paso de los días han ido creciendo las dudas sobre esa eficacia. En Caracol Radio el martes pasado ya denunciamos cómo algunas personas esperan hasta seis días en recibir la respuesta y también las trabas a las empresas que intentan importar reactivos. Hoy la situación es grave, justo cuando la curva de contagios empieza a llegar a su punto de mayor crecimiento. El miércoles, el Instituto Nacional de Salud pasó de hacer dos reportes diarios sobre contagios a uno solo y ayer llamó la atención el bajo número de nuevos casos detectados (21). Ya el Instituto admitió, aunque el viceministro Luis Alexánder Moscoso no lo hizo esta mañana en entrevista con Gustavo Gómez, en 6AM Hoy por Hoy, que están trabajando a menos de la mitad de la capacidad, por el daño de una máquina de extracción de ácido nucleico de fabricación alemana y cuya reparación no se ve cerca, pues de ese país no pueden enviar repuestos, ya que están cerradas sus fronteras.

Los virólogos del INS son verdaderos héroes. Decidieron trabajar por turnos, sin salir de la sede del edificio, de manera que, al terminar una persona, el relevo es inmediato. Ellos no son el problema. Es que la máquina alemana extraía información al ritmo de 1000 pruebas por hora, para pasarla a los termocicladores que dan el resultado definitivo. Hoy, con mucho esfuerzo, el trabajo manual apenas logra que, en vez de una hora, se necesiten 6 o 7 para llegar al mismo número. Ya la Procuraduría certificó que de las 1.600 pruebas diarias que se suponía podría hacer el país, hoy solo se logran 364.

En el transcurso de esta crisis, se han hecho 9.300 pruebas. El Ministerio de Salud tiene certeza sobre ellas, pues todas han sido del tipo PCR en Tiempo Real, la más confiable según la OMS. En opinión del Gobierno es lo recomendable, dados ejemplos como los de España, donde en un primer momento aprobaron otro tipo de pruebas rápidas experimentales, lo que habría aumentado el número de resultados negativos falsos.

La solución a la lentitud en estos estudios ha sido habilitar más laboratorios. Pero ese plan tampoco está funcionando. A los ya habilitados, de las secretarías de salud de Antioquia, Valle del Cauca y Bogotá, les faltan personal e insumos y no han logrado procesar más de 200 diarias en promedio, incluso con jornadas de apenas 40 pruebas. Y se supone que más de 20 laboratorios privados, mayoritariamente de universidades, están listos para trabajar, pero el país se está ahogando en su mar de trámites. No han podido empezar porque el Invima no ha terminado los trámites que les permitan tener los reactivos indispensables para procesar las pruebas.

El Invima da sus explicaciones. Dice, por un lado, que, aunque varias empresas privadas han dicho que quieren hacer la importación, solo una, Annar Diagnóstica, se presentó por el registro respectivo y ya lo obtuvo, para traer insumos desde Corea del Sur. Al parecer, los decretos que ha venido expidiendo el Gobierno al amparo del Estado de la Emergencia, como el 417, facilitarían los trámites para importar y para obtener registros, lo que le permitiría al Invima autorizar registros en menos tiempo.

Sin embargo, los decretos aún no se traducen en acciones reales. Las voces optimistas dicen que la próxima semana se despejaría el panorama para la práctica de pruebas. Lo grave es que en esta pandemia cada día cuenta y mientras el país resuelve sus enredos de trámites, maquinas, laboratorio y personal, el coronavirus avanza, seguramente muy por encima de las cifras oficiales que conocemos cada día.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir