Fiscalia General de la Nación

Exnovia y socio de magistrado firmaron preacuerdo con la Fiscalía

El magistrado del Tribunal Administrativo de Cundinamarca. Carlos Vargas es procesado por liderar una red que vendía fallos por millonarias sumas.

Kelly Andrea Eslava Montes, exnovia del detenido magistrado del Tribunal Administrativo de Cundinamarca Carlos Alberto Vargas Bautista, y su socio Aldemaro Vargas, firmaron un preacuerdo con la Fiscalía y reconocieron que existió una empresa criminal para la venta de fallos judiciales a cambio de millonarias sumas de dinero.

En el caso de Kelly Andrea Eslava, la mujer aceptó el delito de concierto para delinquir, pero aún tiene pendiente el juicio en su contra por los delitos de cohecho y falsedad en documento. De acuerdo con el expediente de la Fiscalía, la mujer era el enlace principal y la encargada de negociar los fallos para la red que lideraba el magistrado Vargas. Incluso, suplantó identidades para realizar pagos de coimas a su exjefe.

Por su parte, Aldemaro Vargas, socio y primo del magistrado, admitió su culpabilidad y aceptó los delitos de concierto para delinquir y lavado de activos. En su expediente, la Fiscalía señala que él prestó su cuenta bancaria para recibir las consignaciones de los pagos que se hicieron por la venta de fallos judiciales.

La organización que delinquía desde el despacho del magistrado, profirió fallos irregulares como el Humedal Jaboque, que de manera irregular condenó al distrito a pagar 32 millones de dólares a un particular. También aparecen condenas irregulares contra el Hospital de Ubaté y el Hospital Militar.

Cargando