Reflexiones que ha dejado el coronavirus

El brote por coronavirus ha cambiado la vida de millones de personas en todo el mundo, los gobiernos han tomado decisiones para la protección de los ciudadanos, como la cuarentena preventiva, cuyo objetivo es mitigar la propagación del virus.

Pero el confinamiento en casa ha logrado que las personas reflexionen sobre la situación actual que atraviesa el mundo.

¿Usted es de los que se estresa por los trancones o por la carga laboral?, ¿es de los que se frustra por pasar horas y horas en el transporte público? , o ¿tal vez de los que sale de casa enfadado por una pelea familiar?.

Claramente la vida nos ha acostumbrado a estar corriendo detrás del tiempo, sin notar que este no espera nunca. Un tiempo que ha obligado a pausar una charla, un abrazo, una llamada e incluso un viaje soñado.

La cuarentena nos ha devuelto las noches de charlas, almuerzos en familia, nos ha hecho conocernos de nuevo, nos da la oportunidad de escucharnos y hasta de desempolvar esos juegos de mesa guardados por años. El confinamiento nos ha alejado para acercarnos.

 

Pero el aislamiento no solo nos ha aportado, también nos ha arrebatado las cosas más simples de la vida: la brisa por nuestros rostros, los abrazos, besos, el tiempo de calidad con amigos, con familiares que tal vez viven lejos o están en otras ciudades, el coronavirus nos robó lo que creíamos que siempre estaría ahí.

La coyuntura histórica que está viviendo la población mundial, nos invita a la reflexión para concientizarnos sobre la forma en la que llevamos nuestras vidas. La evolución y cada situación por la que pasa la sociedad determina la forma de sentir y expresar las emociones y eso nos ha ayudado a ver de otro forma esta crisis.

Además, otro efecto positivo que nos ha dejado el coronavirus, es la reducción de contaminación en países como China. El medio ambiente desde hace años nos pedía a gritos una ayuda y ahora inconcientemente se la estamos dando, las personas pueden respirar aire más fresco, disfrutar de los cielos más azules y noches estrelladas.

 

Se espera que la población esté tomando conciencia sobre la problemática que genera la contaminación y el daño que puede causar si no se toman acciones reales sobre el medio ambiente.

Definitivamente la pandemia ha dejado estragos en todo el mundo, pero nos ha permitido ser un poco más reales, más concientes sobre lo que realmente nos hace felices, lo que necesitamos, nos ha creado empatía por el otro, nos ha puesto en los zapatos de los demás. El coronavirus nos ha empujado a vivir.

Cargando