Neumonía

Por virus de neumonía, Australia aumenta controles en aeropuerto

Por ahora, ya hay un hombre en cuarentena que presenta síntomas de la enfermedad respiratoria.

()

Las autoridades australianas han aumentado los controles a vuelos procedentes de la ciudad china de Wuhan ante la amenaza del brote de un nuevo coronavirus, que, ya causado cuatro muertes en el país asiático, y mientras investigan un posible contagio en la ciudad de Brisbane.

“Debido a que Australia tiene un gran número de viajeros internacionales de Wuhan y China estamos implementando medidas preventivas”, dijo en una rueda de prensa el jefe de los médicos del gobierno australiano, Brendan Murphy.

China confirma seis muertes y casi 300 casos del nuevo virus de neumonía

 

Los funcionarios de frontera y de bioseguridad realizarán inspecciones médicas a los pasajeros que lleguen a Australia en los tres vuelos semanales desde Wuhan a Sídney, además de entregar a los visitantes panfletos con información sobre los síntomas de esta enfermedad.

“No se puede prevenir del todo la entrada de esta enfermedad al país”, advirtió Murphy horas antes de que se informara de un posible contagio de un ciudadano australiano que regresó hace días de Wuhan.

Las autoridades del ministerio de Salud del estado de Queensland indicaron a Efe que ha puesto en cuarentena a un hombre que muestra síntomas de enfermedad respiratoria.

Debido a que este hombre viajó a Wuhan se le ha sometido a una serie de pruebas (ante un posible contagio) por coronavirus y se mantendrá (al paciente) aislado hasta que mejoren sus síntomas”, precisó un portavoz del ministerio.

La Comisión Nacional de Salud de China confirmó la transmisión entre humanos del nuevo coronarivus (2019-nCoV), responsable de una neumonía que ha causado ya cuatro muertos en la ciudad centrooriental china de Wuhan.

Hasta el momento hay más de 220 casos en todo el mundo, la gran mayoría en China y entre ellos, dos en Tailandia, uno en Japón y otro en Corea del Sur.

Los síntomas descritos para la neumonía de Wuhan (epicentro del brote y ciudad de unos 11 millones de habitantes) son fiebre y fatiga, acompañados de tos seca y, en muchos casos, de disnea (dificultad para respirar).

 

 

Cargando