Napoli, sin David Ospina, empató y aplazó la clasificación en Champions

El equipo italiano logró un valioso empate en la cancha del vigente campeón.

Los de Jürgen Klopp estuvieron cerca de meterse en un enredo por el tanto de Dries Mertens en la primera mitad y necesitaron empatar para no acudir a Salzburgo, en la última jornada, con la necesidad de un triunfo para no quedarse fuera. Ahora les bastará igualar ante el representante austríaco para estar en octavos, mientras que con un triunfo serán primeros de grupo.

Y eso que el Liverpool comenzó el encuentro de este miércoles pensando en el primer puesto y acabó sufriendo por la clasificación.

Sin Trent Alexander-Arnold y con el parche de Joe Gomez en el lateral derecho, los problemas se intensificaron para los 'Reds' cuando en el minuto 16 Fabinho se hizo daño en el tobillo izquierdo y se tuvo que marchar del campo.

Los italianos, pese a todos los problemas extradeportivos que los rodean, necesitaron poco para hacer daño al campeón de Europa. Un balón llovido al centro del campo, que Mertens peleó con Van Dijk, le llegó a Di Lorenzo. El transalpino vio el desmarque del belga y le puso un balón largo preciso, para que Mertens, tras una larga carrera, definiera cruzado ante Alisson.

Con la defensa bien plantada de tres defensas de 'Carletto', tuvo que ser a balón parado cuando el Liverpool rompiese la derrota. Lovren llegó desde atrás para mandar a las redes su cabezazo y sacar del enredo al campeón, que dependerá de sí mismo para ser primero de grupo. Para ello tendrá que vencer al Salzburgo en la última jornada o esperar que el Nápoles caiga con el Genk.

Cargando