Consumo de sal se habría triplicado en Colombia

La ingesta de yodo en grandes cantidades estaría generando varias enfermedades cardiovasculares.

Aunque durante siglos Colombia presentó niveles importantes de deficiencia de yodo, sobre todo en la época precolombina donde en diversas crónicas los españoles se interesan por el “coto” de las comunidades aborígenes, que sería una protuberancia de la glándula de la tiroides provocada por el déficit, la situación ha cambiado y el país se enfrenta ante el exceso en la ingesta del consumo de sal. Lo grave de esto es que tanto la falta como los excesos de yodo, causan graves complicaciones para la salud.

 Le puede interesar: Más de 71.000 casos de dengue durante los primeros 7 meses de 2019

“El déficit provoca hipotiroidismo y cuando se presenta en recién nacidos o en mujeres embarazadas, produce retraso mental, cuando hay exceso, la tiroides produce más hormonas causando hipertensión arterial, taquicardia, fatiga, debilidad muscular, entre otras“, indicó Roberto Franco, jefe del programa de Endocrinología de la Universidad Nacional.

Según la Encuesta Nacional de nutrición en el 63,8 por ciento de niños de 1 a 4 años se halló un promedio de 365 mcg/L ; en el 75,2 % de niños entre 5 y 12 años la media sobrepasaba los 406 mcg/L; y el 70,5 % de mujeres en edad fértil bordeaba los 379 microgramos.

“Lo normal sería que un niño presentara en su orina máximo 100 microgramos de yodo, pero aquí los niños están excretando en la muestra tres o cuatro vecesa más, un fenómeno que se estaría presentando por dos razones, uno, que se está aplicando demasiado yodo a la sal, que sería un problema de las autoridades que se encargan de vigilar y hacer seguimiento a este proceso, o dos, que los colombianos estamos consumiendo mucha sal”, indicó el docente.

 Lea también: Muerte de señor de 80 años en Santa Marta no habría sido por Cándida Auris

Actualmente la OMS recomienda la yodación de la sal entre 20 y 40 partes por millón de yodo, y en Colombia se utiliza entre 50 y 100 partes por millón, una medida que el especialista señala data de hace más de 50 años y por descuido, no se ha modificado.

Cargando