Nuevo decreto incrementaría deportaciones desde EE.UU.

La nueva directriz permitiría "deportaciones aceleradas" que, en algunos casos, no tendrán la mediación de un juez.

El gobierno estadounidense vuelve a prender las alarmas para los migrantes luego de conocerse una nueva normativa que ampliaría la aplicación de las “deportaciones rápidas” a las personas que han permanecido, de manera ilegal, en Estados Unidos menos de dos años.

Las nuevas directrices están en un documento del Departamento de Seguridad Nacional y hoy estará en el Registro Federal. Entre las claridades de la nueva normativa se especifica que algunos casos no tendrán la mediación de un juez.

En medio de las redadas masivas que iniciaron el 14 de julio y que tendrían como objetivo deportar al menos 2000 migrantes, la ley apunta a los migrantes que:

  • No se presentaron a las audiencias en los tribunales de inmigración.
  • Solicitantes de asilo no aceptados.
  • Personas que están en EE.UU. "sin haber sido admitidos o en libertad condicional luego de la inspección de un agente de inmigración”.
  • Quienes no llegaron por mar o ingresaron por aire por un puerto a más de 150 kilómetros de las fronteras.
  • Ciudadanos que han permanecido ilegalmente más de 14 días y menos de 24 meses en EE.UU.

Según la norma, cualquier extranjero que esté en el proceso de deportación "acelerada", puede manifestar su intención de solicitar asilo y será “entrevistado por un oficial de asilo" quien determinará su condición.

Cargando