Fiscalía de Venezuela investigará a delegados de Guaidó por malversación

Guaidó pidió una pesquisa a las autoridades colombianas.

La Fiscalía venezolana investigará a delegados del opositor Juan Guaidó señalados de presunta malversación de fondos destinados a asistir a militares desertores, anunció este martes el fiscal general, Tarek William Saab.

Rossana Barrera y Kevin Rojas serán imputados por "legitimación de capitales, corrupción y asociación para delinquir", dijo el fiscal, de línea oficialista, en una declaración a la prensa.

Ambos fueron designados por Guaidó como "enviados operativos" en Colombia para coordinar las ayudas a los uniformados que retiraron su apoyo al presidente Nicolás Maduro en febrero pasado y se refugiaron en ese país.

Lea también: Venezuela denunció corrupción de Guaidó en complicidad con Colombia

Guaidó, jefe del Parlamento de mayoría opositora, reconocido como presidente interino por más de 50 países, pidió una pesquisa a las autoridades colombianas y relevó de sus responsabilidades a los supuestos implicados.

El lunes precisó además que los fondos que se presumen malversados -unos 90.000 dólares- correspondían a donaciones privadas y no tienen nada que ver con la ayuda internacional para afectados por la grave crisis socioeconómica.

Su embajador en Bogotá, Humberto Calderón, afirmó en Twitter que la investigación se inició por su propia iniciativa hace dos meses tras una información que recibió de la inteligencia colombiana.

Una publicación del medio digital Panam Post acusó el pasado viernes a Barrera y Rojas de desviar los recursos.

Le puede interesar: "Visita de Bachelet a Venezuela es tardía": Venezolanos en Barranquilla

"La asistencia a los militares se hizo a través de Acnur (oficina de la ONU para los refugiados) y del gobierno colombiano", pero se "llegó a un punto de saturación y se tuvo que gestionar ayuda a través de fondos privados para atender el resto", explicó Guaidó el lunes.

En su primera reacción a la denuncia, Maduro la calificó el lunes de "entramado terrible, putrefacto, de corrupción".

En el pulso por el poder con Maduro, Guaidó llamó a los militares a rebelarse contra el mandatario bajo la promesa de conservar sus jerarquías y antigüedad en un eventual "gobierno de transición".

El pasado 23 de febrero, cuando intentó sin éxito ingresar ayuda internacional a Venezuela, un primer grupo de uniformados obedeció a ese llamado y cruzó a Colombia, sumando más tarde unos 900 desertores.

Cargando