La tarea de adelantar las interceptaciones se la dieron a Julián Quintana

Desde la Corte Suprema aclararon que nunca se ordenó interceptar al expresidente Álvaro Uribe.

Con el auto en el que se ordena investigar al ex presidente Álvaro Uribe por presuntos falsos testigos, se pide que se investigue lo sucedido entre el 24 y 30 de marzo de 2015, fechas en las que no se grabaron interceptaciones aunque había la orden, pero también, la filtración de información al respecto, pues el senador se enteró de que sus interlocutores estaban siendo interceptados.

Al respecto en diálogo con 6AM Hoy por Hoy, Jualián Quintana, quien para entonces era el director del CTI afirmó que nunca se enteró de investigaciones en contra del senador y que desde la Sala Esperanza se enviaban los audios que la misma determinaba.

“Esta labor –escribió también en Twitter-, le correspondía a la Dirección Nacional de Fiscalías”.

Pero, fuentes de la Corte Suprema, señalan un papel un poco más protagónico en el proceso, pues el seguimiento a las llamadas telefónicas se ordenó al ganadero Juan Guillermo Villegas Uribe por ser con quien más hablaba Oscar Monsalve Correa, ex administrador de la finca Guacharaca que fue propiedad del ex presidente y padre del paramilitar Juan Guillermo Monsalve.

La orden de interceptarlo se dio el 21 de octubre de 2015 a la Fiscalía, y la persona encargada del cumplimiento de esa tarea, aseguran, era Quintana.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir