La hora cero de García Morales

El ex viceministro de transporte conocerá los años de su condena en la investigación del caso Odebrecht.

“El que primero se arrodilla, primero de se confiesa”, un dicho que tiene bien aprendido el ex viceministro de transporte, Gabriel García Morales, el primer capturado en Colombia por el caso Odebrecht. 

A García Morales no le alcanzaron a preguntar cuando ya estaba aceptando cargos. La Fiscalía le imputó enriquecimiento ilícito, cohecho e interés indebido en la celebración de contratos y el ex viceministro no lo pensó dos veces para convertirse en testigo en este caso y sumar un larga lista de implicados. 

Su colaboración fue importante para la Fiscalía, por eso llegaron a un preacuerdo que sumado a su aceptación de cargos lo beneficiara en su condena, muy por debajo de la mitad del total de la pena. 

García Morales va a completar un año detenido y está por convertir en el ex funcionario público de más alto nivel en ser condenado por el caso Odebrecht, ese tiempo detenido contará como pena cumplida, un argumento de la defensa para solicitar su libertad o por lo menos la detención domiciliaria.

Cargando