Con incertidumbre y división comienzan conversaciones de gobierno Venezuela y oposición

La nueva ronda se llevará a cabo en República Dominicana con acompañantes internacionales.

Una nueva fase de conversaciones para entablar un diálogo político se lleva a cabo en Santo Domingo, entre representantes del gobierno de Nicolás Maduro e integrantes de la Mesa de la Unidad Democrática.

Después hacer un análisis, la coalición opositora decidió asistir a pesar de las voces de algunos líderes dentro de la misma que insisten en que no hay garantías y no es el momento para conversar.

Sin embargo acordaron establecer los puntos de la agenda de forma previa. Anunciaron que van a exigir un canal humanitario, condiciones justas para las elecciones de 2018 y la liberación de los presos políticos. Mientras el gobierno les pide a los opositores que intervengan para que la comunidad internacional desista de las sanciones que les han impuesto.

México, Chile, República Dominicana, Bolivia y Nicaragua acompañarán el proceso que se extenderá hasta el sábado. Se espera que con la ayuda internacional puedan llegar a acuerdos concretos que le pongan fin a la crisis política.

El diálogo en Santo Domingo fue aprobado, aunque no de forma unánime por por la Asamblea Nacional, de mayoría opositora. En ese sector persisten las divisiones e incluso hay sectores que consideran que los acercamientos son una traición a la lucha de varios meses.

Líderes como el exalcalde de Caracas, Antonio Ledezma, solicitaron que no se lleve a cabo y que se busquen otros mecanismos. Mientras otros como el presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges, aseguran que es necesario.

Según analistas, las divisiones han sido notadas por el gobierno que ya las está aprovechando. Hace pocos días anunciaron la candidatura de Maduro a la reelección y podrían adelantar los comicios presidenciales de 2018.

Cargando