Más de 300 universitarios dejan la comodidad del campus y se van a las regiones del conflicto

En el programa ‘Manos a la Paz’ liderado por el ministro Pardo y el PNUD, los universitarios aportarán a las comunidades vulnerables haciendo sus pasantías.

El presidente Juan Manuel Santos y el ministro para el Posconflicto, Rafael Pardo, se reunieron con más de 300 jóvenes que iniciaron su ‘travesía’ para descubrir la otra Colombia y llevar sus conocimientos para ayudar a la transición hacia la paz en los territorios golpeados por la guerra.

Según explicó el ministro Pardo en Caracol Radio, “se van 300 jóvenes a 170 municipios, en las 2 convocatorias que hemos tenido en el año se han presentado 11 mil jóvenes, el 65 % son mujeres, la mitad de todos los que se van vienen de universidades pública y la otra mitad de universidades privadas”.

“Es una experiencia, como escuchamos a los que ya fueron a ese ejercicio hace pocos meses, donde hay un antes y un después en la vida de ellos, transforma la vida de las personas que van a al programa y ayuda fundamentalmente a las regiones y municipios así como a las instituciones a donde llegan”.

Arnaud Peral, representante del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Colombia, dijo en los micrófonos de Caracol Radio que se trata de uno de los programas más emblemáticos que se tienen, y que además “está creando un precedente fundamental para Colombia y para otros países”.

Es un programa fundamental en momentos “de polarización, de tensión alrededor del proceso de paz y de su refrendación, tener jóvenes ahí que simplemente por voluntad propia se inscriben queriendo llevar sus conocimientos y aprender de la otra Colombia, van a descubrir otra realidad a la que se van a enganchar”.

Los jóvenes además de sus conocimientos realizarán pedagogía para la paz

El presidente Santos les dijo a los jóvenes que se van, “tal vez en el momento más oportuno… van a poder contribuir a ese paso a esa transición”.

En las zonas de conflicto “se requiere mucha pedagogía, se requiere hacer un esfuerzo para que la gente que ha sufrido tanto, vea este proceso como debe ser”, les dijo el presidente Santos.

En Caracol Radio varios de los jóvenes demostraron que hicieron la tarea previa y cuanto conocen de los territorios a los que van a llegar.

Gabriela Duran, estudiante de Comunicación Social, va para Uribia, “la capital indígena de Colombia, un territorio que ha sido afectado en los diferentes procesos porque es un pueblo el cual ha carecido de recursos económicos, que se ve afectado por la pobreza”.

A su turno, David Felipe Rodríguez, quien llegará a Caracoli, Antioquía, señaló que “es un pueblo que ha sido abandonado por el Gobierno , un pueblo que ha raíz de que el ferrocarril fue retirado de la zona se fue marginando poco a poco”.

Estos jóvenes, junto a sus más de 300 compañeros esperan dejar su huella en la construcción de la paz en las regiones. “Espero dejar que la comunidad tenga los recursos propios para tener una voz para tener un voto para empoderarse de sus derechos”.

David quienes que la comunidad “tenga visión clara de que son los acuerdos de paz, muchos no saben que es lo que se ha negociado que es lo que se está negociando y que es lo que se va a firmar”.

Son jóvenes de 52 universidades públicas y privadas del país, que dedicarán cuatro meses de sus vidas a construir la paz en territorios que han sido afectados históricamente por la guerra en Colombia.

 

Cargando