¿Qué viene ahora tras el juicio político a Rousseff?

Brasil se prepara para pasar los próximos seis meses en medio de la inestabilidad económica y la tensión política que antecederán a la sesión parlamentaria del mes de noviembre en donde el caso de la presidenta Dilma Rousseff volverá al Senado para una decisión final.

La investigación que se efectuará a la mandataria durante estos 180 días estará centrada en definir si violó o no las normas fiscales durante el 2014 y el 2015 y maquilló el déficit presupuestal de su Gobierno.

El vicepresidente Michel Temer, adversario declarado de Rousseff, anunciará su gabinete de Gobierno este jueves, y si la mandataria es destituida definitivamente en los próximos meses, será él quien complete su mandato que vence el 1 de enero de 2019.

La gran incógnita será si Temer será sometido también a juicio político ya que hay varias peticiones ante el Tribunal Supremo de Justicia y el legislativo para que el nuevo presidente interino sea destituido.

En el caso de que esto suceda, se complicará aún más la situación del gigante del continente, ya que los que siguen en la línea del sucesión en el poder son los presidentes de la Cámara y el Senado, Eduardo Cunha y Renan Calheiros, ambos investigados por el escándalo de corrupción en la estatal Petrobras.

Sin embargo, la coalición de partidos de izquierda ya ha anunciado que bloquearán en el Senado todas las iniciativas políticas y económicas de Temer a quien acusan de ser un "traidor neoliberal".

Las próximas elecciones presidenciales serán en el mes de octubre del 2018 cuando se conocerá el rostro del próximo presidente de este país elegido popularmente, ya que es el tercera vez que el partido más grande de Brasil, el Partido del Movimiento Democrático Brasileño, llega al poder en Brasil por reemplazo del gobernante de turno y sin ganar nunca unas elecciones.

Cargando