Dónde está la bolita

Cómo secar una quebrada y destruir un cerro en el estrato 6

Y cómo las autoridades no han podido hacer nada hasta ahora, pese a las evidencias del daño ambiental y a las quejas de la comunidad.

Avenida Circunvalar con calle 76. Segunda semana de enero. La quebrada Rosales está seca y solo se ven desechos del estrato seis en su lecho. La respuesta parecía estar en el cielo: días de sol intenso y escasez de nubes. La conclusión parecía lógica: la secó el fenómeno del Niño. Pero en realidad la quebrada estaba herida de muerte desde antes del Niño. La habían intervenido los adultos, unos pocos kilómetros arriba, cerca del Metropolitan Club. La quebrada Rosales nace a más de 3.200 metros sobre el nivel del mar en los cerros orientales y tiene una longitud de más de 3.100 metros.

El barrio se llama el Bagazal y los daños se han producido en la urbanización Bosque de Rosales donde hay un conjunto de casas de lujo, sobre seis de las cuales hay expedientes abiertos en la CAR por construcción ilegal y daño ambiental, afectación de suelo, agua y flora y afectación del paisaje. Técnicamente, el área la ubican como Zona de Reserva Forestal Protectora Bosque Oriental de Bogotá.

En esa zona exclusiva de los cerros orientales ha habido violación de todas las normas: se represó la quebrada para hacer un lago; burla de los sellos de cierre de las construcciones; mala disposición de desechos sólidos y líquidos de construcción; tala indiscriminada de al menos 2.000 árboles; dueños de predios que no se dejan notificar o no se han podido determinar, pero cuyas acciones legales sí han prosperado como lograr que retiraran un punto fijo de la Policía para evitar el control de acceso de maquinaria y materiales de construcción. 

Bosque y quebrada a la altura del Bagazal han vivido la crónica de una muerte anunciada: los daños ambientales lo saben la Alcaldía de Chapinero, que selló varias casas, pero luego no se impuso para impedir el irrespeto a la medida; la Secretaria de Ambiente, que hoy dice haber hecho lo que le corresponde y deja su responsabilidad en la CAR; la CAR que avance en la investigación, pero aún no puede ordenar cierres ni demoliciones por el debido proceso; la Policía, que no actúa para hacer cumplir las medidas de cierre de las obras e impedir la entrada de volquetas con material; la Fiscalía que le informó a Caracol Radio que los investigadores apenas avanzan en la recolección de pruebas y testimonios. Y una batalla perdida hasta ahora por parte de defensores de los cerros como Amigos de la Montaña, Fundación Cerros de Bogotá y Naturaleza y Patrimonio que han tocado todas las puertas. (Los documentos que soportan el proceso de investigación adjuntos incluyen fotos y videos)

Los predios según los registros en poder de la CAR son El Bambú y los presuntos infractores, la arquitecta Juanita Barreneche Renand y la sociedad Comercializadora Kaysser C.K.. S.A.S.; el Moterodro, de Inversiones Team Sol S.A.S., constructora que se investiga por la captación ilegal de aguas de la quebrada Rosales, uso indebido del recurso forestal y alteración del paisaje; lote El Pauche que aparece a nombre de Cristóbal Pedraza, a quien la CAR no ha podido notificar porque la dirección que aparece en el certificado de tradición no existe, y el dueño del predio El Sauce, que según la respuesta de la CAR a Caracol Radio aún está por determinar. En un oficio que envió la Secretaría de Ambiente a la CAR el 16 de diciembre de 2015, reportaba como dueño del predio El Sauce a Alfonso Mattos Barrero, un ex congresista que aspiró al Senado en 2014.

Caracol Radio no encontró respuesta de los investigados por la CAR. En Sociedad Comercializadora Kaysser tomaron nota de las llamadas el 25 y 26 de abril. Finalmente, la arquitecta Barreneche dijo que “no tengo nada que comentar” porque desde hace más de tres meses “no trabajo con ellos”. No quiso responder si la obra tiene licencia. El señor Mattos no respondió las llamadas ni el mensaje que se le dejó en el celular. Los teléfonos de Inversiones Team Sol no corresponden a los que aparecen en los directorios de empresas. El 16 de marzo pasado sus voceros se abstuvieron de responder a la periodista Lucía Jiménez de EL Tiempo que hizo un informe sobre los predios de Bagazal.

Con el regreso de las lluvias, la quebrada ha vuelto a recuperar su cauce, pero la CAR no confirmó si se debe a que los constructores han demolido el embalse o por el aumento del caudal en el nacimiento.

La siguiente línea de tiempo resume lo que ha ocurrido en los escritorios de las entidades oficiales, mientras en Bagazal las obras siguen sin que nadie se pueda acercar por la hostilidad de la vigilancia privada del condominio:

6 de marzo de 2015: la Alcaldía de Chapinero sella cuatro predios del conjunto Bosque de Los Rosales (Calle 76 No. 2 - 68 Este); tres de ellos por no contar con licencia de construcción; el cuarto, a pesar de no contar con licencia solicita a la alcaldía local permiso para reparar fachada. Pese al sello, en tres de ellos había obreros trabajando. El total de casas es de 11 en ese sitio.

2 - 3 de octubre de 2015: la Secretaria de Ambiente realiza una visita al conjunto. Encuentra una desviación del cauce de la quebrada Rosales para “adecuación de áreas inundables artificiales” (concepto técnico 01872 de octubre 5). El informe concluye que la casa No. 3 invadió el espacio del Corredor Ecológico de Ronda de la quebrada con los muros y la canalización la quebrada. La casa No. 1 modificó el cauce de la quebrada con el represamiento de ésta. El informe pide verificar los permisos de modificación de cauce del proyecto de la posible canalización de la quebrada en inmediaciones del predio de la casa No. 2. De estas actividades ilegales fue informada la CAR el 29 de octubre, a la que se le enviaron los expedientes.

10 de octubre de 2015. La Secretaria de Ambiente expide la resolución 02013 con la que ordena al presunto dueño del lote 2 (casa 2), Alfonso Mattos Barrero, suspender inmediatamente “las actividades de construcción por encontrarse dentro de la Reserva Forestal Cerros Orientales y Corredor Ecológico de la Quebrada Rosales”. Lo mismo hizo con otro propietario, la sociedad Comercializadora Kaysser C.K, S.A.S., representada por Jaime Ernesto Gil Corredor.

15 de diciembre de 2015. El alcalde de Chapinero decidió por medio del auto 89 levantar la medida de suspensión de la obra en el lote 3 (el Arraván) por petición del propietario Grupo de Inversiones Imaco que alega violación del debido proceso y asegura que el predio está sujeto a reparaciones locativas y que es habitado por una persona de tercera edad. A comienzos de este año, 4 de enero de 2016 la asociación de amigos de la Montaña y la Fundación Cerros de Bogotá, entre otros, pidieron al alcalde local explicar por qué tomó esa decisión.

En una comunicación que envía Andrés Plaza a Sandra Patricia Montoya, subdirectora de control ambiental al sector público, solicita a nombre de Amigos de la Montaña que explique por qué la Policía de Chapinero está dejando entrar volquetas con materiales, amparados en un supuesto levantamiento de la prohibición. El actual comandante general de la Policía, general Jorge Nieto, se había comprometido el 22 de diciembre con los voceros de las asociaciones ambientalistas a tomar medidas para impedir ese tipo de actividades.

Diciembre 16. La Secretaria de Ambiente le dice al alcalde de Chapinero que las obras siguen en el sector pese a la suspensión ordenada a los predios de Matos Barrero y de la COMERCIALIZADORA KAYSSER C.K, S.A.S. Anexan varias fotos entre ellas una volqueta con materiales cuyo conductor al momento de ser abordado por funcionarios de la Secretaría alega que “está perdido”.

2 de febrero. La Secretaria de Ambiente informa que las resoluciones contra los predios están vigentes y lo remite a la CAR para que responda qué está haciendo para impedir el avance de las obras por tratarse de un tema de su jurisdicción.

14 de enero de 2016: El alcalde de Chapinero respondió el derecho de petición a las asociaciones ambientalistas en términos jurídicos y entre otras afirmaciones dice que las medidas preventivas están vigentes; que la que debe responder es la CAR, que a su vez debe impedir el ingreso de materiales junto con la Policía de Chapinero, responsable de hacer cumplir la orden de sellamientos. También les informa que para efecto de las medidas “coercitivas y punitivas” se informó a la Fiscalía que dejó el caso en manos de la Fiscalía especializada 01 encargada de temas de medio ambiente.

23 de febrero: en el despacho del Fiscal general fue radicado un oficio para que “dirima la asignación especial” en manos de tres fiscalías: la 205 especial, la 01 especializada y la 365 de la Unidad de Fe Pública para que de manera urgente se tomen decisiones ante las afectaciones ambientales causadas por los propietarios del predio Bagazal y le pide que cuanto antes de proceda en la indagación ara efectos de “allanamiento con fines de captura”

23 de marzo de 2016: cargos por parte de la CAR contra TEAM SOL S.A.S., por captación ilegal de aguas de la quebrada Los Rosales, aprovechamiento forestal sin permiso, construcción en zonas de conservación, y la alteración del paisaje natural. La CAR también adelanta procesos contra otros tres predios.

21 de abril: ante la impotencia de las autoridades, la Asociación Amigos de La Montaña presenta un incidente de desacato contra los constructores que están violando el fallo del Consejo de Estado y para que se suspendan de inmediata las obras.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir