“Aquí nadie pierde la calma, nadie grita o lo mando detenido”: presidente Correa

Los damnificados del terremoto del pasado sábado alegan que les hace falta agua y víveres, porque las autoridades que las reparten son ineficientes.

Durante un recorrido para visitar a los damnificados del terremoto en Muisne, en la provincia de Esmeralda, al noroccidente del país, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa tuvo un pequeño enfrentamiento con una de las víctimas del terremoto.

El presidente quedó grabado en las cámaras de televisión pidiendo calma a un ciudadano y le advertía que si seguían pidiendo ayuda a gritos, los mandaría a arrestar.

“… A ver señor, estamos en emergencia nacional. Aquí nadie me pierde la calma, nadie grita o lo mando detenido, sea viejo, joven, hombre o mujer. Nadie me empieza a llorar o a quejarse por cuestiones que falten, a no ser por seres queridos que hayan muerto…” explicaba el presidente Correa, visiblemente molesto.

Los damnificados del terremoto del pasado sábado alegan que les hace falta agua y víveres, porque las autoridades que las reparten son ineficientes.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio
En vivo

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir