En libertad se defenderá socio del edificio que alquiló la Contraloría General

Según el juez Alberto Aroch, empresario israelí, no es un peligro para la sociedad y tampoco se dará a la fuga.

Para el juez de control de garantías le faltaron pruebas a la Fiscalía para argumentar que el empresario israelí Alberto Aroch, el socio del edificio de Gran Estación en el que funcionó la Contraloría General, era un peligro para la sociedad por supuestamente lavar más de 700.000 millones de pesos a través de empresas fachada y documentos falsos.

El juez argumentó que se debe tener presente la presunción de inocencia y el derecho a la libertad, "bajo la modalidad de la conducta se debe estudiar más las pruebas de la Fiscalía para tomar la decisión de enviar a una persona a la cárcel... Enviarlos a prisión es una situación que marca para toda la vida a una persona".

"La medida de aseguramiento es la afectación del derecho a la libertad de una persona que es procesada y en este caso, ellos no representan un peligro a futuro ya que se cuenta con una investigación bien avanzada y se seguirá desarrollando el proceso penal".

La decisión del juez cobija también a los empresarios Ricardo Munar, William Morales y Fernando Rivera Dieron. A todos, la Fiscalía les imputó cargos por lavado de activos enriquecimiento ilícito y concierto para delinquir.

Cargando

Escucha la radio en vivo

Elige una ciudad

Caracol Radio

Caracol Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

Caracol Radio

Compartir