Enfocaremos nuestros esfuerzos en la liberación de general Alzáte: Farc

Dicen que acciones militares en la zona deben suspenderse de inmediato para que la operación trascurra sin sobresaltos.

La guerrilla de las Farc confirmó la liberación de los soldados profesionales Paulo César Rivera y Jonathan Andrés Díaz, secuestrados desde el pasado 9 de noviembre en Arauca

 A través de un comunicado fechado en La Habana este martes (25 de noviembre), la guerrilla sostiene que tras haber “cumplido con los propósitos de la primera fase del Acuerdo Humanitario Especial” ahora se enfocarán en las operaciones de liberación del general Rubén Darío Alzate, del suboficial José Rodríguez Contreras y de la abogada Gloria Urrego

 A su vez hacen un llamado al Ministerio de Defensa y a las Fuerzas Militares para que cesen los operativos en la zona y la liberación pueda efectuarse sin riesgos para ninguna de las partes

 Este es el comunicado completo BOLETIN DE PRENSALa Habana, noviembre 25Informamos a los colombianos, que los soldados profesionales Paulo César Rivera y Jonathan Andrés Díaz, que habían sido capturados en combate el 9 de noviembre, fueron liberados por las FARC sanos y salvos en las llanuras del Arauca. Los dos militares, pertenecientes a la Fuerza de Tarea Quirón, fueron entregados sin novedad a una misión humanitaria integrada por representantes de los países garantes del proceso de paz, Cuba y Noruega, y del CICR

Las FARC han cumplido con los propósitos de la primera fase del Acuerdo Humanitario Especial, y a partir del momento enfocarán sus esfuerzos en la liberación del señor General Rubén Darío Alzáte, comandante de la Fuerza de Tarea Titán, y de sus acompañantes, el suboficial José Rodríguez Contreras y la abogada Gloria Urrego. Esperamos que los operativos dirigidos por el ministerio de Defensa y el sitio militar contra la población civil, se suspendan de inmediato, para que la liberación de las personas mencionadas, trascurra sin sobresaltos y sin riesgos para ninguna de las partes

Nos complace constatar que el sentimiento de paz y reconciliación, gana, cada día, más y más corazones y conciencias. La apuesta y la determinación de los colombianos por la paz con justicia social y democracia, debe convertirse en un raudal irresistible, como el del río Atrato.

Cargando