¿Antes pareja, ahora amantes?

Es fácil un encuentro sexual con un(a) ex porque se sienten todavía uno dueño del otro y por tanto con derechos.

Las parejas que entran en distanciamientos por cualquier razón, con frecuencia se dan la oportunidad de encuentros apasionados, muy sexuales, que suelen ser muy diferentes en su topografía de aquellos que solían tener durante la vigencia de la relación

Es fácil entender que, aunque se hubieran declarado saciados entre ellos mismos o ya comprometidos con otras personas, no cuesta mucho esfuerzo retomar los contactos físicos que rompen los espacios privados y que concluyen en un encuentro pasional o sexual. Es como si ambos se sintieran todavía uno dueño del otro y por tanto con derechos y autoridad para acceder más allá de los límites sociales que ahora debían guardar

Independientemente de lo atractivo que esto suene, e incluso de lo agradable que resulte tal encuentro, amerita ciertas reflexiones

Estos encuentros frecuentemente abren la opción de reconciliación como si por haberse dado ellos esa licencia y haberla disfrutado, todos los problemas que los llevaron a separarse recientemente se hubieran esfumado. Obviamente no es así, y muy pronto volverán a disgustarse por las mismas razones, ahora más arraigadas

En parejas de novios, es conveniente saber que esas relaciones deben ser consideradas “ensayos-errores”; es decir, que un noviazgo es una relación que por definición tiene una alta probabilidad de ser transitoria, que permite aprender sobre convivencia con otra persona, pero que debe acabarse en algún momento; pues de no ser así, todas las personas se casarían con su primer novio o novia. Por estas razones, un noviazgo NO DEBE DEFENDERSE y en el momento en que comienza a tambalear es mejor dejarlo caer y darse la oportunidad de disfrutar y aprender con el siguiente. Debe ser claro que una relación tambaleante no es aquella en la que aparecen dificultades o diferencias sino la que realmente está agotada y son más las molestias que las satisfacciones que se obtienen de ella

En un noviazgo que se defiende y se protege para mantenerlo, la mayoría de las veces quienes pierden son las mujeres que le dedican un valioso tiempo de su vida a tal relación para estar luego solas a edades avanzadas

Si estos distanciamientos son de parejas más estables, como de casados o de unión libre, entonces la recomendación es que, independientemente de si tuvieron aquellos encuentros apasionados o no, asistan a terapia de pareja con la que puedan encontrar el conocimiento, las estrategias y las habilidades para reconciliarse, mantener la relación y disfrutarla

Sabiendo lo fácil que resulta un encuentro sexual con un(a) ex, tengamos mucho cuidado para no caer nuevamente en una sinsalida en la que perdemos tiempo y sufrimos más emociones aversivas que las satisfacciones o recompensas que ese nuevo tiempo en la relación nos puede ofrecer

Acabar con una relación es una decisión UNILATERAL en la que uno de los dos le informa al otro que se acabó. Ojalá que ese alguien sea capaz de mantener su decisión entendiendo que aunque los dos sean personas maravillosas y tal vez hasta se amen, con ello no se garantiza una buena relación y mucho menos felicidad.

Cargando