Ramos zanja la polémica y asegura que está orgullosa de ser madridista

La polémica se iriginó tras una imágenes en la que el jugador se gira cuando tiene que saludar a Florentino Pérez.

Sergio Ramos, segundo capitán del Real Madrid, salió al paso de la polémica originada por unas imágenes en las que se gira cuando tiene que dar la mano al presidente del club, Florentino Pérez, y a las noticias de que es transferible, asegurando que se siente "un privilegiado" por ser madridista

"Yo siempre saludo a mi presidente, otra cosa es lo que quieran vender. Soy un privilegiado por jugar en el Real Madrid", escribió Ramos en su cuenta oficial en Twitter, saliendo al paso de unas imágenes difundidas de ayer, en el acto de entrega de los nuevos coches para los jugadores y cuerpo técnico del Real Madrid

En ellas se aprecia como Ramos, que saludó posteriormente a Florentino Pérez, se giraba cuando el presidente se acercaba a él para posar en una fotografía de grupo. Posteriormente, la Cadena SER aseguró que el defensa internacional es transferible y que el Real Madrid lo traspasaría por 60 millones de euros

"La verdad se corrompe tanto con la mentira como con el silencio. Hala Madrid!!", respondió Sergio Ramos.

Cargando